ShirleyEl 10 de julio de 1985, el Rainbow Warrior, buque insignia de Greenpeace, fue hundido en el puerto de Auckland, Nueva Zelanda, momentos antes de partir hacia una protesta contra pruebas de armas nucleares llevadas a cabo por el gobierno francés. Fernando Pereira, fotógrafo de la organización, perdió la vida en ese atentado.
A pocos días de cumplirse treinta años de este acontecimiento, compartimos una nueva entrega de “Historias de Coraje”. Relatos de personas que, como Fernando, son ejemplo de coraje y compromiso con el medio ambiente.
Abuela enojada
Shirley Morrison está por cumplir 93 años y junto con sus amigas, se sumó a las protestas en Seattle contra los planes de la petrolera Royal Dutch Shell de perforar el Ártico.
Aprovisionadas con instrumentos de tejido y sillas mecedoras, se encadenaron unas a otras para demostrar su repudio hacía una compañía que pone en peligro una región tan frágil. A las pocas horas, ella y su grupo, fueron arrestadas por la policía local.
Esta no es la primera vez que Shirley va tras las rejas. En su juventud reclamó por los derechos de la gente de color a conseguir trabajo en su ciudad y también se encadenó a varias centrales nucleares.
«Si no mantenemos los combustibles fósiles bajo tierra. Si los sacamos y los quemamos, estamos fritos», dice Shirley, con la sabiduría que le dio transitar casi un centenario de vida.

Please follow and like us:

6 thoughts on “HISTORIAS DE CORAJE: ABUELA ENOJADA”

  1. Comparto las justas protestas de la abuela Shirley Morrison, en Seattle, contra la petrolera Royal Dutch Shell, que quiere perforar el Artico. Es necesario mantener a los combustibles fosiles bajo tierra y no sacarlos a la superficie y quemarlos. Excelente comportamiento, la Felicito.

  2. Un ser excepcional, Shirley Morrison! Mi admiración y respeto por la valentía con qué abrazó causas a lo largo de su extensa vida.
    Gracias, Shirley Morrison!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *