Untitled-1
El 10 de julio de 1985, el Rainbow Warrior, buque insignia de Greenpeace, fue hundido en el puerto de Auckland, Nueva Zelanda, momentos antes de partir hacia una protesta contra pruebas de armas nucleares llevadas a cabo por el gobierno francés. Fernando Pereira, fotógrafo de la organización, perdió la vida en ese atentado.
A pocos días de cumplirse treinta años de este acontecimiento, compartimos una nueva entrega de “Historias de Coraje”. Relatos de personas que, como Fernando, son ejemplo de coraje y compromiso con el medio ambiente. 
La valentía de un hombre
En el año 2012, Pierre-Emmanuel Neurohr, ex activista de Greenpeace Francia, logró cortar y cruzar las vallas del Aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, en París, ¡en cinco ocasiones distintas!
¿Su objetivo? Protestar contra el impacto destructivo del transporte aéreo en el cambio climático.
Pierre se sentó en la pista frente a los aviones y consiguió demorarlos por algunos minutos antes del despegue. Realizó esta protesta completamente sólo, sin un equipo que lo apoye.
Aunque cumplió su cometido, este defensor del medio ambiente sufrió una condena de dos meses en prisión por sus actos.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *