sad1.fw
El 10 de julio de 1985, el Rainbow Warrior, buque insignia de Greenpeace, fue hundido en el puerto de Auckland, Nueva Zelanda, momentos antes de partir hacia una protesta contra pruebas de armas nucleares llevadas a cabo por el gobierno francés. Fernando Pereira, fotógrafo de la organización, perdió la vida en ese atentado.
A pocos días de cumplirse treinta años de este acontecimiento, compartimos una nueva entrega de “Historias de Coraje”. Relatos de personas que, como Fernando, son ejemplo de coraje y compromiso con el medio ambiente. 
¡Rockstar a la cárcel!
En 2011, Paul Simonon, reconocido bajista del grupo The Clash, Gorillaz, y The Good, the Bad, and the Queen navegó junto a Greenpeace como cocinero a bordo del Esperanza para oponerse a la perforación de petróleo en el Ártico. Paul prefirió participar como activista y mantuvo su identidad en secreto. Él participo de una acción realizada sobre una plataforma petrolera.
“Cuando nos subimos a la plataforma nos dijeron: ‘Si no bajan llamaremos a las autoridades en Groenlandia y diremos que secuestraron la plataforma, la policía llegará y los arrestará’. Y eso fue básicamente lo que pasó” comentó Simonon en aquel entonces.
Paul pasó dos semanas en prisión, donde continuó cocinando, sin siquiera revelar su identidad.

Please follow and like us:

One thought on “HISTORIAS DE CORAJE: ¡ROCKSTAR A LA CÁRCEL!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *