Días atrás se cumplió el segundo aniversario del comienzo de una de las misiones más importantes en nuestra historia. Poner a salvo el Ártico es asegurar que siga funcionando el «aire acondicionado» del planeta. La batalla definitoria de nuestro tiempo es frenar el cambio climático que amenaza con la desaparición completa del hielo del Ártico. Ana Mules, del departamento de Prensa de Greenpeace en Nueva Zelanda, repasa cómo nació y se desarrolló el movimiento «Salvá el Ártico» que ya reúne a más de 5 millones de personas:

El océano Ártico estaba sitiado y su hielo marítimo se derretía a una velocidad tal que la región -que funciona como aire acondicionado del planeta- se encontraba en riesgo de desaparecer. Sin embargo, en vez de estar preocupados por esta evidente advertencia en el cambio climático y utilizarla como espuela para tomar medidas reales, los gobiernos y las empresas se excitaron ante la posibilidad de repartirse el Polo Norte y saquear sus recursos.

La necesidad de actuar en forma urgente no sólo se sintió dentro de Greenpeace; la sintieron muchos miles de personas de todo el mundo. El nacimiento del movimiento Salvá el Ártico colaboró a darle a esa necesidad un nombre, un foco, y una bandera bajo la cual todos pudiéramos unirnos. Aquí tenemos algunos de las mejores partes que todos hemos compartido:

Ice Ride. Miles de defensores del Ártico alrededor del mundo coparon las calles en una muestra global para sumar seguidores a favor de reforzar nuestra batalla polar. La fecha coincidió con la mínima anual de hielo marino, cuando el hielo del Ártico se derrite hasta su punto más bajo y deja expuestas las peligrosas consecuencias del cambio climático.

Luego, estuvo el apoyo increíble que Argentina y el mundo entero dieron a Camila Speziale, Hernán Pérez Orsi y sus 28 compañeros detenidos cuando intentaban evitar en forma pacífica un derrame de petróleo en el ártico ruso. Tras arrestarlos violenta e ilegalmente pasaron 90 días privados de su libertad en Murmansk, Rusia. Durante tres meses todo nuestro tiempo, energía y esfuerzo estuviweron puestos en traerlos de regreso. Cientos de miles de personas de todo el planeta, once premios nóbel, figuras de la política internacional y celebridades dieron su apoyo, hasta que el 28 de diciembre los tuvimos de vuelta en casa.

Y de pronto llegó el momento en que 5 millones de personas ya habián firmado la petición para crear un Santuario Global alrededor del Polo Norte y prohibir la perforación en alta mar y la pesca industrial en el Ártico. Así lo celebrábamos en Facebook:

Y con tantas voces gritando el mismo mensaje, los políticos tuvieron que comenzar a darse por enterados. Algunos incluso, tomaron medidas. El Parlamento Europeo y el Gobierno de Finlandia concordaron en apoyar la idea de una reserva natural para el Ártico. Una reserva significaría protección permanente de una de las áreas más grandes y menos explotadas de la Tierra. Sería la mayor zona de conservación que exista, protegiendo las poblaciones de peces, especies dependientes del hielo marítimo, y una inmensa variedad de especies de agua fría.

Hoy estamos reclamándole a Shell que ponga fin a sus planes para destruir el Ártico en busca de petróleo. Esta gigante busca limpiar su imagen asociándose a una de las marcas de juguetes más queridas, LEGO. No queremos que la petrolera siga metiéndose en la cabeza de nuestros hijos, imprimiendo su logo en millones de piezas, ni que distraiga la atención de sus planes de destruir el Ártico. Por eso le estamos pidiendo a LEGO que rompa su relación comercial con Shell.

Por lo tanto, ¿dónde nos encontramos ahora? Bueno, al próximo mapa del Atlas mundial del National Geographic le faltará una buena parte del hielo del océano. Todos sabemos que el Ártico aún se está derritiendo y que los gobiernos y empresas todavía se encuentran aprovechándose con avaricia de lo que alguna vez fueron sus recursos ocultos.

Pero lo que ha cambiado es que hoy hay un movimiento global que se encuentra de pie por el Ártico. Comenzó dos años atrás y está creciendo con más y más fuerza cada día. Y vos sos parte de ello. Y también nosotros. Y juntos podremos hacerlo. Juntos vamos a salvar el Ártico.

Please follow and like us:

6 thoughts on “A 2 años de lanzar la campaña de Greenpeace para salvar el Ártico mirá todo lo que conseguimos juntos hasta aquí”

  1. Cuidar el planeta debe ser nuestra prioridad numero 1,dejar a las futuras generaciones,ese maravilloso mundo que conocemos,es indispensable!!!!!!comencemos por educar y concientizar,a esos chicos,porque en muchos hogares,no se le da importancia,tendria que haber,en todos los colegios una materia obligatoria,si no es asi……..solamente estamos poniendo parches enh los agujeros,comencemos desde una simple botella que se arroja en la via publica,un pañal en una playa……..miles de estos gestos cotidianos que comprometen,a aodos los seres vivos del planeta.

  2. Se le hace saber a LEGO,que por importante que créa que es su obra,debe reconocer
    que más completa,perfecta y benéfica es la labor de la naturaleza creada por Dios pa
    ra todo el planeta,esto significa que en la creación fuímos incluídos todos los seres,
    humanos,animales,flora y entorno en general,que conlleva a una vida plena y sana
    donde no nos faltará jamás nada,entonces es lógico que esta empresa LEGO,tome
    conocimiento que debe dejar de intentar explotar el Artico con la ayuda de una multi
    nacional como lo es Shell,donde el único propósito que los guía y los aníma es el cre
    ciente capital que logran,donde el materialísmo es puesto por encima prevelentemen
    te a la subsistencia de los pueblos y a su calidad de vida,sin importarles corromper
    al ecosistéma intoxicándolo permanentemente,hasta extinguír toda calidad de vida

  3. que hacis un buen trabajo y seguir asi y que haya mas gente que os apoyen mas y cosas para participar pero que no tenga que asistir si las personas que no puedan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *