Foto: Unicef Argentina

Recientemente, nuestro Director de Movilización Pública, Hernán Nadal, participó, junto a referentes de Fundación Huésped y Un techo para mi país, del «Seminario de Medios Sociales para el cambio social» organizado por Unicef Argentina en la Universidad de Palermo.

Allí, Nadal destacó la importancia que tuvo para el éxito de las campañas de Greenpeace la participación vía web de los ciberactivistas (más de 1.200.000) quienes recibieron con entusiasmo las actividades online propuestas por la organización, logrando, de esta manera, presionar y modificar la conducta de empresas.

Tal fue el caso de nuestra campaña "El que las hace las paga" en la cual reclamamos a los principales fabricantes e importadores de pilas que se resposabilicen por el reciclado de sus productos. Para ello, desde Greenpeace apuntamos fuertemente a Duracell y a su CEO Fernando del Carril, solicitando a los seguidores que hagan aparecer el reclamo en todos los canales de comunicación web de la empresa, incluyendo sus redes sociales (Facebook, Twitter, Foursquare). Reconociendo la fuerte participación e impacto público del pedido de Greenpeace, finalmente Duracell se comprometió a hacerse cargo del reciclado de sus pilas.

Queda demostrado, de esta manera, que existe una tendencia creciente a participar defendiendo causas sociales, políticas y ecológicas a través de canales que se perciben como más directos e instantáneos que otros canales o medios tradicionales.

Para leer una de las notas publicadas sobre el Seminario hacé click aquí o sobre la imagen.

Convertite en ciberactivista de Greenpeace y participá de nuestras campañas, hacé click aquí.




Please follow and like us:

4 thoughts on “Activismo 2.0: Greenpeace y los nuevos medios para el cambio social”

  1. Hola chicos: habrá alguna posibilidad de que intervengan para evitar la destrucción de la Reserva Natural del Puerto en Mar del Plata, que se esta llevando a cabo con la construcción de un estadio deportivo. Según parece se han desmontado más de lo aparentemente necesario, sigilosamente están obstruyendo la entrada de agua a la laguna con la idea de secarla e incluso se piensa en prolongar una calle a los efectos de que se transforme en acceso, que atravesaría la reserva en toda su longitud.
    Esta Reserva hace años que viene sufriendo el accionar de las empresas que se encuentran en su litoral norte dedicadas a la producción de harinas de pescado y en los últimos años fue reducida en su extensión para la construcción de canchas de fútbol de un equipo local (que aprovecho las instalaciones previas de la antigua Gas del Estado) y de un balneario que linda con el Complejo Punta Mogotes.
    Esta bueno que se lleven a cabo este tipo de emprendimientos, y sería de mucho empuje para el sector y la ciudad…..pero justo ahí??? Justo en la Reserva???
    Les dejo la inquietud. Saludos.

Responder a Matias Asun Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *