Catorce activistas de la organización Salvemos al Iberá fueron detenidos ayer en Corrientes por manifestarse pacíficamente contra una arrocera que opera ilegalmente en la localidad correntina de Carlos Pellegrini. Entre los detenidos se encuentra Emilio Spataro , coordinador de las actividades de la organización ambientalista y cinco menores de edad.
Mientras los chicos descansaban en el campamento montado al costado del puente de Pellegrini, 60 efectivos policiales de diferentes divisiones –Infantería, Canes y Rural– reprimieron la protesta y llevaron detenidos a los activistas a la cárcel de Paso de los Libres. Para demorar la excarcelación, la policía provincial retiene el sumario de la causa en Carlos Pellegrini y evita así que llegue al juzgado.
“El propio Colombi confirmó a los medios su decisión de evitar la manifestación de los ambientalistas, justificando el maltrato y el operativo desmedido montado por la policía en contra de 14 ambientalistas que acampaban pacíficamente junto al puente de Pellegrini” , declaró Facundo Sagardoy, responsable de prensa de Salvemos al Iberá.
Según los ambientalistas la arrocera Zampedri-Zambón contra la que se manifestaban, había sido clausurada hace dos años, pero continuaba operando y bombeando 12 mil millones de litros de agua por cosecha de la laguna Iberá –declarada Parque Provincial en 2000 y Sitio Ramsar en 2002 por sus características naturales únicas–.
Andres Nápoli, abogado de la FARN, sostuvo que “la arrocera fue clausurada por el ICAA por no tener ningún trámite administrativo, evaluación de impacto ambiental, ni concesión de aguas. La actitud del gobernador de criminalizar la protesta de 14 ambientalistas pacíficos es un claro indicador de la falta de interés en hacer cumplir verdaderamente las leyes ambientales”.
Pero el caso de esta arrocera no es el único que opera con el aval del gobierno en la provincia. Se suma la ilegalidad del terraplén construido por la empresa Haciendas San Eugenio en el Paraje Yahaveré –en medio de los Esteros del Iberá– con orden de demolición desde 2007 y ratificada el 2 de marzo de 2011 por la Cámara de Apelaciones de Corrientes, y otras 2 arroceras más que cuentan con medidas cautelares que ordenan la suspensión de la actividad pero incumplen la sentencia.
No entiendo el ensañamiento del gobernador contra manifestantes ambientales cuando han existido enormes movilizaciones del agro, docentes, policías y ciudadanos protestando por sus derechos y nunca antes se reprimió en Corrientes de esta manera. Es evidente la complicidad del gobierno con el sector arrocero y la ley no cuenta” , finalizó Sagardoy.

Mauro Fernández
Campaña Clima y Energía – Greenpeace Argentina





Please follow and like us:

One thought on “Activistas correntinos presos por defender el Iberá”

  1. Campaña Ya por la libertad y el desprocesamiento de los ambientalistas. El sábado 16 es el día del Preso Político y se van a realizar manifestaciones al respecto. Es bueno que este caso también se encuentre entre los otros tantos que hay en nuestro país, y también los activistas de Copenhague y los presos en JApón por defender a las ballenas.

Responder a Luciano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *