Hoy cuatro activistas de Greenpeace Australia escalaron una sucursal del Banco ANZ, ubicada en Brisbane, Australia y colgaron un cartel gigante que satirizaba el logo del Banco -mostrándolo como una chimenea que largaba humo contaminante- y que contenía la siguiente inscripción: “ANZ: Nosotros Contaminamos Tu Mundo”. Esta acción tuvo como objetivo solicitarle al banco que se comprometiera a no invertir en plantas de carbón.
Recientemente, un informe de Greenpeace reveló que dentro de los cuatro bancos más importantes que financian la contaminación en Australia (National Australia Bank, Commonwealth Bank of Australia, Westpac), ANZ es el más importante después de haber invertido $1.6 millones de dólares en puertos de carbón, minas y centrales eléctricas en los últimos cinco años. De esta forma, este banco es el pilar más significativo que sustenta la producción de energía sucia en Australia y Nueva Zelanda.
Por otra parte, la noche del martes 19 de octubre, Greenpeace Australia proyectó en una torre de enfriamiento -perteneciente a la planta de energía alimentada por carbón de Yallourn-, el mismo logo rediseñado y el mismo slogan. Yallourn, es la tercera planta que más contaminación produce en Australia y una de las diez plantas que financió ANZ en los últimos cinco años.
“ANZ ha hecho grandes méritos ambientales”, dijo John Hepburn, activista de Greenpeace y agregó: “Pero esto no tiene sentido, si continúan invirtiendo miles de millones en la contaminación de nuestro planeta”.
“Estamos en un punto de inflexión” añadió. “Hoy nos enfrentamos a una nueva generación de 12 nuevas plantas que nos están contaminando. Es por esta razón que le estamos pidiendo al Director Ejecutivo del Banco ANZ, Mike Smith, que no continúe comprometiéndose a financiar nuevas plantas de carbón en Australia”.
Sería admirable que los bancos comiencen a invertir su dinero en fuentes de energías renovables, en vez de promover y financiar las fuentes energéticas que provocan polución.




Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *