Esta tarde cinco activistas de Greenpeace bloquearon, con lo que simulaba ser un camión de cerveza, la salida del “tren radioactivo (un convoy que transporta 123 toneladas de desechos nucleares) en la estación Dannenberg, a 30 kilómetros de su destino, Gorleben (Alemania). El camión, al destapar su fachada, llevaba inscrita la siguiente leyenda: “Residuos Nucleares = Callejón Sin Salida – No Más CASTOR” y al poco tiempo de sucedido el bloqueo, seis activistas más se encadenaron al suelo alrededor y otros colocaron barras de acero y hormigón sobre la calzada, impidiendo que la policía los mueva.
El camión se convirtió en el el hogar de 5 personas quienes, a través de un vidrio a prueba de balas, capturaron imágenes que transmitieron en vivo en una pantalla grande para la prensa. De esta manera, impidiendo el acceso a los dos únicos caminos que conducen a Gorleben, demoraron el recorrido de los últimos kilómetros que marcaban el tramo final del traslado vía terrestre del cargamento.
Anoche, el tren fue detenido durante varias horas por los actos de protesta pacífica anti-nuclear que surgieron en toda Alemania. Se estima que la manifestación convocó unas 10 mil personas, incluyendo residentes locales, grupos políticos, agrupaciones ambientalistas, clubes de fútbol, sindicatos y la sociedad civil en general. Si bien, ya existían precedentes de manifestaciones similares –en 1997 hubo protestas contra medios de transportes destinados a residuos nucleares-, la participación de ayer superó en gran escala cualquier movilización anti-nuclear que haya conocido Alemania.

Cinco mil personas pasaron la noche sentadas en las vías del tren, sin importar las bajas temperaturas que actualmente sacuden al viejo continente, con el objeto de detener al tren convoy que transportaba los residuos radioactivos peligrosos.
Los agricultores también se manifestaron pacíficamente en las vías llevando 600 tractores hacia la zona de las protestas, con los que bloquearon las “carreteras nucleares” para llegar a Gorleben.

Estos manifestantes están enviando un mensaje fuerte y claro dirigido al gobierno alemán, a la industria nuclear y al mundo mismo: la energía nuclear no es una opción. Los peligros asociados con esta fuente energética costosa e innecesaria, quedan muy bien ejemplificados como con lo que está viviendo Alemania
Cuando el tren se detuvo cerca de Dannenberg, lo hizo a unos 15 metros de la zona residencial. Un equipo de Greenpeace llamó a cada uno de los habitantes de esas casas y se tomaron las precauciones adecuadas para evitar los peligros de las radiaciones. Los especialistas encontraron en esos hogares niveles de radioactividad bastante significativos. Luego de que se notificó a la policía sobre estos hechos, se trasladó a esta gente a 50 metros lejos del tren nuclear por su propia seguridad.
La situación creada por el tren radioactivo es completamente innecesaria. Alemania ha sido líder en tecnología renovable, pero esto fue saboteado por la canciller Ángela Merkel y su política nuclear de extender la vida útil de los 17 reactores nucleares en el país-.
Esta decisión también enfrenta los deseos de la mayoría de los alemanes. Sin embargo, los manifestantes dieron un ejemplo a todo el mundo sobre lo qué es “energía pura” en una protesta pacífica para desafiar al gobierno y a la industria nuclear. Su resistencia histórica este fin de semana, sin duda, marcó un hito y será la fuente de inspiración para todos los que deseamos un futuro sin energía nuclear.

Actualización: Después de realizar lo que fue el viaje más largo en la historia del transporte radiactivo, el 9 de noviembre finalmente el tren que cargaba los residuos nucleares desde Francia llegó a su destino final: la instalación de almacenamiento provisional en Gorleben, Alemania. Pero no fue fácil. Durante un período de aproximadamente 92 horas y 26 minutos, su viaje fue retrasado por la resistencia pacífica y la acción directa de Greenpeace, de la población local y grupos ambientalistas. La demanda fue clara: Alemania tiene que confirmar su compromiso con la eliminación progresiva de la energía nuclear y avanzar hacia un futuro signado por las energías limpias.



Please follow and like us:

One thought on “Activistas de Greenpeace bloquean la salida del tren radioactivo para protestar contra la política energética del gobierno alemán”

  1. HE ENVIADO LA PETICIÓN POR E*MAIL Y LLAMÉ POR T.E. AL ´DR,ANIBAL FERNANDEZ. FUI ATENDIDA POR UNA DE SUS SECRETARIAS MUY AMISTOSAMENTE Y ME SOLICITO NOMBRE Y APELLIDO.SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *