15 activistas de Greenpeace se acercaron el jueves pasado a la Fuente de Tláloc en Ciudad de México, y desplegaron en las manos de la figura del dios de la lluvia en la mitología azteca una bandera de 21 metros de largo con el mensaje “¡Ayuda – Tratado obligatorio para salvar el clima, YA!”. El reclamo está dirigo a los líderes mundiales y las autoridades mexicanas para que finalmente se decidan a firmar un acuerdo ambicioso, justo y vinculante en la próxima COP16, después del vergonzoso fracaso de la Cumbre en Copenhague.

El lugar fue elegido porque el régimen de lluvias es uno de los fenómenos naturales que más modificaciones sufrió por el calentamiento global. Los activistas tomaron todos los recaudos necesarios para que la fuente no fuera dañada.



Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *