Esta mañana, en Bruselas, más de 170 activistas de Greenpeace desafiaron a varias empresas europeas a que tomen un mayor compromiso para frenar el cambio climático, denegándole el acceso a los delegados que llegaban tarde en la Cumbre Europea de Negocios: “Europa en el mundo: ¿A la cabeza o rezagada?”

Activistas vestidos como hombres de negocios usaron maletines modificados para trabar las puertas del centro de conferencias y dejaron pasar sólo a aquellos que delegados que representaban a empresas que apoyan una reducción del 30% en las dañinas emisiones en Europa que aceleran el cambio climático, mientras que le negaban el acceso a las empresas no apoyan las medidas.

A pesar de una fuerte normativa para las empresas de la Unión Europea en relación al calentamiento global, empresas como Microsoft, BP, Volkswagen y Maersk son responsables de demorar la economía sustentable en Europa. Sin embargo, importantes empresas como Google, Unilever, Danone, Phillips y Allianz están haciendo lo correcto exigiendo un objetivo para la reducción de emisiones del 30% para 2020, comparado con los niveles de 1990. Estas empresas claramente entienden la necesidad de invertir en economías sustentables para que Europa pueda mantener la competitividad a nivel global. Los competidores en China y Estados Unidos ya hicieron importantes inversiones en tecnologías limpias y ya llevan una gran ventaja en estos sectores modernos.
Dimitris Ibrahim, director de la Campaña de Clima y Energía europea de Greenpeace, declaró: “Las empresas tienen una gran influencia sobre los gobiernos. Que las grandes compañías contraten a personas para hacer lobby o que usen sus vínculos comerciales para sabotear los objetivos climáticos es lo contrario a ejercer liderazgo. Las empresas europeas tienen que elegir entre ser los rezagados que debilitan la competitividad europea o líderes que apoyen una economía moderna y sustentable con un objetivo climático del 30% para la UE”.

En junio, los ministros de medioambiente se reunirán para conversar sobre los desactualizados objetivos de reducción de emisiones de la UE. A nivel mundial, los gobiernos están vigilando de cerca si aumentará el objetivo en Europa antes de las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas en Sudáfrica en noviembre.
Un informe de marzo de 2011, encargado por el ministro de medioambiente, conservación de la naturaleza y seguridad nuclear de Alemania, y realizado por investigadores en toda Europa reveló que un objetivo de reducción del 30% podría aumentar nuestras probabilidades de prevenir el peligroso cambio climático, desencadenar las inversiones en la economía sustentable en Europa y aumentar el producto bruto interno europeo por €620 mil millones para 2020.
Este mes, grandes marcas como IKEA, MANGO y PPR Group (con un portfolio de marcas que incluyen Puma y Gucci), se sumaron al movimiento de los líderes progresistas que apoyan las medidas.
Greenpeace pide a todas las empresas europeas que se sumen a esta iniciativa y se declaren públicamente a favor de la innovación y del crecimiento sustentable y a apoyar una reducción incondicional del 30% de las emisiones para 2020, comparadas con los niveles de 1990.
Antes de eso, siete ministros de medioambiente también hicieron un pedido por la reducción del 30%, junto con el Parlamento Europeo. Este debería ser un primer paso hacia un futuro objetivo del 40% para todos los países desarrollados, en sintonía mantener el aumento global de la temperatura por debajo de los dos grados Celsius para evitar los catastróficos efectos del cambio climático.





Please follow and like us:

2 thoughts on “Activistas de Greenpeace se encadenan en la puerta de foro empresarial europeo en Bruselas”

  1. Que bueno es recibir noticias de los activistas de Greenpeace, te hace pensar de que hay gente que realmente esta tratando de cambiar al mundo con estas extraordinarias acciones. Sigan así, yo los apoyo.
    (Un misero pero humilde seguidor de Greenpeace)

  2. «Este mes, grandes marcas como IKEA, MANGO y PPR Group (con un portfolio de marcas que incluyen Puma y Gucci), se sumaron al movimiento de los líderes progresistas que apoyan las medidas»
    «Este mes, grandes marcas como IKEA, MANGO y PPR Group (con un portfolio de marcas que incluyen Puma y Gucci), se sumaron al movimiento de los líderes progresistas que apoyan las medidas
    Respecto a este fragmento de la nota quiero hacer algunos comentarios. La empresa Gucci, mencionada aquí como «lideres progresistas», tiene cuentas pendientes con el ambiente y los animales. El año pasado fue denunciada junto con otras corporaciones suizas por actos de crueldad contra serpientes y lagartos capturados en las selvas de Indonesia para utilizar su piel en carteras y mallas de reloj. Los animales capturados son llevados a talleres donde se los golpea en la cabeza con un martillo para inmovilizarlos, luego se los cuelga del maxilar estando aún concientes y se los empieza a llenar de agua para estirar la piel antes de desollarlos.
    Esta cruel práctica que califica como «Tortura Animal», promueve además la depredación de las áreas protegidas en los países del Tercer Mundo- donde las corporaciones pueden hacer cosas que en su país no está permitido-, la perdida de biodiversidad y la captura de especies en peligro de extinción.
    Sobre esto puede verse el siguiente video: http://www.videoportal.sf.tv/video?id=56de5c9b-873f-48ed-861a-d86bffb416f3.
    Con este breve comentario, espero contribuir al debate sobre esta temática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *