Esta mañana, una docena de activistas de Greenpeace caracterizados como la «Brigada de Verificación de la Madera» trasladaron un tronco de madera tropical de 4 toneladas y 8,5 metros de largo hasta el frente del Ministerio de Ecología en París, Francia, para reclamar por la inmediata aplicación de las leyes contra la importación de madera ilegal.
Los ambientalistas mostraron afiches con la frase «Madera ilegal: al gobierno no le importa» y «madera ilegal: dos años de inacción». Esta protesta se produce a dos años de la entrada en vigor del Reglamento de la Madera de la Unión Europea, creado para detener la importación de madera ilegal hacia Europa.
Nos cuenta Frédéric Amiel, integrante de la campaña de Bosques de Greenpeace Francia : «hace dos años que el gobierno francés viene arrastrando los pies para atrasar la aplicación de la normativa europea. A pesar de la entrada en vigor de la ley en Francia en octubre pasado, todavía no se realizó ningún control ni se designó un auditor. Esta madera proviene de un lote sospechoso almacenado en el puerto de La Rochelle. El Ministro debe ordenar inmediatamente la apertura de una investigación sobre el tema

Durante dos semanas, los ciudadanos franceses enviaron más de 100.000 mails a la Ministra de Ecología Segolene Royal, reclamando su participación activa para resolver el problema.
La regulación europea tiene como objetivo capacitar a los importadores sobre la madera que compran. Queda luego en ellos demostrar que hicieron todo lo posible para reducir al mínimo el riesgo de importar productos ilegales.  Hoy en día, el Ministerio de Ecología, entre otros organismos, es el responsable de su aplicación en Francia.
La tala ilegal representa entre el 15 y el 30% de la madera que se vende en el mundo, según Interpol. Francia es la principal puerta de entrada a Europa para la madera proveniente de países con muy alto riesgo de ilegalidad, como Brasil o la República Democrática del Congo. El Reglamento de la Madera de la Unión Europea es una herramienta fundamental en la lucha contra la deforestación y, por lo tanto, contra el cambio climático.

Para Frédéric Amiel «el gobierno francés no puede autoproclamarse como un ejemplo a imitar desde el punto de vista ambiental, justamente en el año en que París albergará la Conferencia del Clima, si es incapaz de hacer cumplir la ley y luchar contra la deforestación ilegal«.
Investigaciones realizadas por Greenpeace en la República del Congo revelaron numerosas irregularidades. Nuestros equipos encontraron sobre-explotación, cortes en diámetros no autorizados, lotes de troncos sin marcar, falta de aplicación de acuerdos anteriores, entre otras cosas.

Please follow and like us:

3 thoughts on “Activistas realizaron una protesta en París contra la producción de madera ilegal”

  1. me parece fenomenal esta actitud de greenpeace. Sería bueno que también ocurriera algo similar aquí, principalmente en nuestra provincia de Entre Ríos, dònde se talan y salen miles de toneladas de maderas por puerto de gualeguaychú, Gran parte de ella, va a la fábrica de papel de fray Bentos,

  2. Considero que falta concientizar a algunas personas sobre lo importante que es un árbol desde su semilla.
    Ademas…¿no piensan que cuando talan un bosque no solo matan los arboles si no todo lo que alli vive?
    Por Dios cuidemos nuestro PLANETA, es nuestro hogar y el futuro hogar de todas las generaciones que vienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *