En la mañana del martes pasado 25 activistas de Greenpeace bloquearon en Alberta, Canadá una operación en la mina Albion Sands, propiedad de la empresa Shell, encerrándose en las cabinas de dos camiones y una grúa. Se quedaron en el sitio durante 30 horas, cerrando con éxito toda la operación y el envío de un mensaje claro: las arenas petrolíferas son un crimen climático y deben ser detenidas.

Las arenas de alquitrán – también conocidas como arenas bituminosas o petrolíferas – son una de las más sucias fuentes de petróleo del planeta, y la extracción de este recurso de petróleo no convencional ha creado un paisaje verdaderamente infernal. Vastas áreas de desierto están siendo reemplazadas por lagos tóxicos, minas a cielo abierto, refinerías y oleoductos.

Las arenas que existen al norte de Alberta, Canadá son el mayor proyecto de energía y el proyecto industrial más grande sobre la faz del planeta y están próximas a superar la extensión de Inglaterra y generar más emisiones de gases de efecto invernadero que la República Checa.

La extracción de depósitos de arenas petrolíferas requiere de un uso intensivo de energía  y produce emisiones que alcanzan los 100 millones de toneladas de carbono por día. Peor aún, la mayoría de los depósitos se encuentran por debajo de los bosques boreales, que deben ser completamente destruidos para extraer las arenas de alquitrán que aceleran el cambio climático. El bosque boreal de Canadá es un enorme almacén de carbono, y las emisiones resultantes de la deforestación aún no se han incluido en las emisiones oficiales. Es evidente que las arenas de alquitrán estan empujando al mundo hacia un cambio climático fuera de control.

"Es claro que los líderes del mundo todavía tienen que entender el mensaje. Vamos a seguir denunciando el horror de las arenas alquitranadas, hasta que enfrenten la urgente realidad y se desliguen de la brutal adicción a los combustibles fósiles que amenaza al mundo con un cambio climático descontrolado", dijo Mike Hudema, de la campaña de Clima de Greenpeace Canadá.

"Desde la propia mina, Greenpeace continuará dando testimonio de la devastación total que implican las arenas de alquitrán. El mensaje, a meses de las negociaciones sobre el clima de la ONU en Copenhague es que los líderes del clima no compren arenas de alquitrán".

La Cumbre sobre el Clima de la ONU que se realizará en Copenhague en diciembre de este año es la mejor posibilidad que el mundo tiene para lograr un acuerdo sobre serias reducciones de emisiones y una política fuerte para evitar el cambio climático.


 

Please follow and like us:

4 thoughts on “Bloqueo de mina en Canadá contra las arenas petrolíferas y el cambio climático”

  1. Como a mi y a otros compañeros de la escuela nos importa todo esto pero somo solo pocos. Tmb apoyo esto xq me gusta y soy SCOUT asi que tmb intentamos ayudar pero tmpc es suficiente la gente no se consientisa es muy feolo que pasa. bueno como veran a nosotros que somos de primaria en la esc somos 10 como minimo que nos interesa.
    y bueno hacemos lo que podemos espero que podamos entre todo el mundo consientizar a todos.
    ATTE Susel.

  2. quisiera pedir por favor que tomen conciencia de una vez porque estan contaminando cada vez mas el planeta no se dan cuenta lo que les van a dejar a las proximas generaciones?¿ a sus hijos.. nietos.. todos van a terminar mal a causa de la hermosa naturaleza que estan hechando a perder por contaminar el medio ambiente por matar animales por hacer cosas que no van… con que fin? me pregunto.. con el fin de subsistir? si podemos sobrevivir de otra forma y no maltratando nuestro mundo hay otras formas siempre hay otras formas esta manera de llenarse de plata destrozando la naturaleza, no se nota por un tiempo, pero dentro de unos años se va empezar a notar y ahi arrepentirse va a ser muy tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *