Miles de personas en Brasil se volcaron a las calles para defender su derecho a manifestarse pacíficamente y reclamar por un transporte público accesible. Bernardo Camara, integrante del staff de Greenpeace en Brasil, nos cuenta la experiencia de participar en estas multitudinarias manifestaciones:
» El pueblo despertó – y ya no se dormirá. La frase cantada en muchas esquinas de Brasil el lunes pasado, era el resumen perfecto de lo que puede verse en todas partes: pasada la medianoche, miles de personas permanecen en las calles (y en las redes sociales) para compartir sus emociones, sentimientos y recuerdos de un día que ya ha pasado a la historia del país.
Nunca un lunes fue tan esperado por tantas personas. Cien, doscientos, trescientos mil … El número exacto no importa. Los brasileños se lanzaron a las calles como no lo habían hecho en mucho tiempo. Lo que comenzó como un reclamo por un aumento en el transporte público se ha convertido en algo mucho más grande. Luego de la violenta represión policial, el pueblo salió de sus casas para defender un espacio fundamental de la democracia: la calle.

San Pablo, como otras ciudades de Brasil, es conocida por la gran cantidad de autos que la recorren cotidianamente y generan constantes congestiones de tráfico. Sin embargo, esta vez los automóviles dieron lugar a miles de personas que ejercieron su derecho a manifestarse. Las protestas se extendieron a lo largo de todo el país y muchas ciudades se unieron al reclamo: Rio de Janeiro, Belo Horizonte, Brasilia, Porto Alegre, Curitiba, Salvador, Maceió, Belén, Río Branco.
La gente en las calles demostró optimismo, creatividad, buen humor y gran determinación para sostener sus reclamos: protección de los derechos democráticos, mejoras en educación y servicios de salud, fin de la corrupción política, defensa del derecho a protestar pacíficamente, transporte público accesible y de calidad.
Greenpeace es una organización que tiene la protesta pacífica en su ADN, por eso respalda, apoya y se enorgullece de haber participado en uno de los momentos más importantes de la historia reciente de Brasil. Los gobiernos deben oir los reclamos de la población y ofrecer soluciones.»




Please follow and like us:

One thought on “Brasil: Una mirada sobre la masiva protesta en las calles”

Responder a beatriz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *