Amsterdam, 7 de marzo de 2012 – A pocos días de que se cumpla un año del tsunami y posterior desastre nuclear ocurridos en Fukushima, Japón el 11 de marzo de 2011, los representantes de más de 50 organizaciones y otras personalidades de diferentes países publicaron una carta abierta a los líderes mundiales solicitando inversión en las áreas de seguridad, energía renovable para terminar con la amenaza del poder nuclear y pidiendo, además, priorizar la protección de los seres humanos por sobre la protección de la industria nuclear. (1)
Entre los firmantes se encuentran: Arzobispo Dr. Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz; Marina Silva, ex Ministra de Medio Ambiente del Brasil; el Senador Bobby Brown, líder del Partido Verde australiano; Ralph Nader, activista ambiental de los Estados Unidos; John Hall, ex Diputado de los Estados Unidos; Richard Harvey, especialista internacional en Derechos Humanos; diversos artistas; líderes de las áreas de Derechos Humanos, Trabajo, Desarrollo y organizaciones ambientales, como Action Aid International, Health Care Without Arm, Greenpeace International, Friends of the Earth US, CIVICUS, el Grupo Feminista de Tareas perteneciente a Llamado a una Acción Global contra la Pobreza, y una extensa lista de ONGs.
La carta comienza diciendo: “En nombre de los millones de personas alrededor del mundo que conviven con la amenaza de que un desastre nuclear arruine sus vidas, les escribimos para pedirles que reconozcan que es hora de poner al ser humano por encima de la industria nuclear y responsabilizar categóricamente a dicha industria por los riesgos y daños que sus desastres causan. Es hora de eliminar los riesgos nucleares de las vidas de las personas e introducir mecanismos limpios y seguros en nuestras economías.”
Los impactos del desastre nuclear de Fukushima afectan a cientos de miles de japoneses que han quedado expuestos a la contaminación radioactiva, que han sido desplazados de sus hogares, desarraigados de sus comunidades, que han perdido sus empleos y que viven con el temor permanente de que sus hijos sufran alguno de los efectos a largo plazo que implica la exposición a la radiación. Esta clase de padecimientos se repetirá en cada país en el que haya un desastre nuclear.
La carta señala que el desastre nuclear de Fukushima fue el resultado de la falla de las instituciones japonesas en la protección de su pueblo frente a este tipo de accidentes. Estos errores institucionales se observan en todos los países que poseen reactores nucleares, poniendo en riesgo a millones de personas, porque los gobiernos “están más preocupados por proteger los beneficios que en asumir su responsabilidad de proteger a las personas”.
Greenpeace enviará la carta abierta a los líderes mundiales a fines de animarlos a erradicar del mundo los riesgos de la energía nuclear.
Notas:
1) Para leer la carta abierta a los líderes mundiales (en inglés) hacé click aquí


—————————————————————————————————————
Decile NO a la energía nuclear. Sumate al movimiento antinuclear, hacé click aquí.

Please follow and like us:

3 thoughts on “Carta abierta de Greenpeace y organizaciones a los líderes mundiales para terminar con la amenaza nuclear”

  1. La codicia del hombre está sobre la razón,no quieren entender que por más dinero que posean ,si destruyen nuestro mundo ,ellos también estarán en la lista de no tener adonde ir o perecer

  2. Muy buena la carta, ojala que los líderes del mundo tomen conciencia de una buena vez por que solo tenemos un planeta para habitar.
    Saludos.

  3. esta bueno que cada vez seamos mas los que apoyamos las iniciativas de estas organizaciones!… tb estaria bueno que los lideres mundiales entiendan que el poder es un servicio y se animen a luchar en ese sentido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *