El movimiento Córdoba No Nuclear está más fuerte que nunca. El pasado sábado más de 80 voluntarios de diferentes ciudades se unieron con el objetivo de recolectar las firmas que se necesitan para que la Legislatura trate el Proyecto de Ley que prohíbe las actividades nucleares en la provincia. Fue un día muy especial, en el que reinaron el esfuerzo, la dedicación y -sobre todo- la convicción de que juntos podemos eliminar el peligro nuclear para los cordobeses y todos los argentinos:

Este último sábado en la provincia de Córdoba, tuvo lugar una jornada emocionante para todos los que creemos que un mundo mejor es posible. Alrededor de ochenta voluntarios de distintos puntos del país, se unieron en Córdoba con la convicción de frenar la “reconstrucción” de la Central Nuclear Embalse, en Calamuchita, y comenzar así a abandonar los peligros de la energía nuclear en Argentina.

Desde las 10, y en más de quince ciudades, los activistas buscaron la firma de los cordobeses que apoyan el proyecto de ley impulsado por las ONG que integran la campaña “Córdoba No Nuclear” –organizadoras de esta jornada– para prohibir las actividades nucleares en la provincia. Sabían que si 25.000 cordobeses firman, la Legislatura no podrá mirar hacia otro lado y tendrá la obligación de debatir sobre este proyecto que involucra la seguridad de 4 millones de personas.

Durante las ocho horas de trabajo, los voluntarios no hablaban más que sobre la campaña, casi no tomaban agua ni iban al baño. Tenían la firme convicción de juntar muchas firmas para llegar pronto al objetivo. Incluso al caer la noche, no querían parar de juntar firmas y seguían muy motivados ante la muy buena respuesta de la gente. Toda esa entrega se reflejó en la actividad de las redes sociales, donde #VotaCordobaNoNuclear, fue tendencia durante todo el sábado en la provincia.

Pero más allá de lo que les pueda decir, qué mejor que escuchar a los protagonistas de esta motivadora historia de compromiso y solidaridad. Vean algunas de sus sensaciones:

Para mí fue de gran motivación ver lo decididos que están a apoyar esta campaña en Villa General Belgrano. No caben dudas de que esta hermosa provincia se encamina a liberarse del riesgo que implica tener energía nuclear. El mensaje fue claro: ¡Villa General Belgrano también pide una Córdoba No Nuclear!”, dijo Pedro, quien estuvo recolectando firmas allí.

A pesar del intenso viento y del frío, la gente no dudaba en pararse y firmar. Ver ese compromiso con la causa nos genera la tranquilidad de saber que estamos luchando por lo correcto, y nos alienta a seguir concientizando al pueblo cordobés del peligro nuclear latente con el que convive día a día”, nos relató Karina, desde Bell Ville.

Además, voluntarios de Greenpeace que viajaron desde Paraná, Rosario y Buenos Aires, también compartieron sus testimonios:

Es realmente emocionante formar parte de esta gran familia y principalmente salir a luchar por lo que creemos firmemente que es lo mejor para nuestro futuro y el de nuestros hijos”, comentó Ayelén, del grupo de voluntarios de Paraná.

Y Luisa Burkert, de Buenos Aires, contó: “A pesar de la extenuante jornada solo sentí satisfacción. Comprobé una vez más que el trabajo con total convencimiento y actitud sobre una causa, significan logros y cambios positivos”.

Para sintetizar toda la entrega y dedicación de la jornada, Gaspar, un voluntario de Córdoba que recibió con los brazos abiertos la ayuda y el compromiso de sus colegas de otras provincias, escribió, emocionado: “Les agradezco a todas las que colaboraron e hicieron posible la cantidad de firmas logradas, mientras nuestro planeta está continuamente afectado por personas que priorizan llenar sus bolsillos, es bueno saber que también existen otras, que están dispuestas a trabajar totalmente gratis y hasta las últimas consecuencias para defenderlo, sólo con la convicción en sus corazones”.

Sabemos que la energía atómica debe abandonarse. Y aunque el lobby de la industria nuclear es muy fuerte alrededor del mundo, el convencimiento y la pasión de estos los activistas que el sábado se congregaron en Córdoba, nos llenan de orgullo y de la convicción de que una Argentina más limpia y segura, sin nuclear, es posible.

Si sos cordobés, o tenés amigos que lo sean y quieran sumarse a la campaña, ayudanos descargando la planilla que podés encontrar haciendo click aquí. Completá los datos con letra clara, juntá firmas y luego enviala a la casilla de correo que figura al pie de la hoja.

¡Vos también podés sumar tu granito de arena!
Contamos con tu ayuda.

Noelia González
Coordinadora de Voluntarios, Greenpeace Argentina

 

Please follow and like us:

2 thoughts on “Córdoba No Nuclear: Todo un día de dedicación y convicción por una provincia libre del peligro atómico”

  1. Esos jóvenes de todo el país hacen historia , son los que necesita esta Argentina.Me emociona ver que de otras provincias vinieron a unirse a lo cordobeses.

  2. La convicción cordobesa emociona: ¡Basta de estas nucleares del Averno..! Pero ¿por qué Francia mantiene 60 REACTORES en operación comercial en un país con un territorio que es un quinto del argentino..?. ¿Tan profunda es la tendencia suicida en los galos..?. ¿Qué catástrofes CONCRETAS ha causado en 40 años ATUCHA I? Y en 30 años EMBALSE..?. ¿Saben estas sesudas personas que el reactor OPAL exportado a Australia por INVAP produjo a la Argentina 180 MILLONES de dòlares..? ¿Y no alarma a su …INGENUIDAD la sospecha de que bastantes bolsillos en el orbe hubieran querido brindarles hospitalidad, por lo que una campaña sistemática de descrédito no vendría mal..? (AH..! ¡CUANTA GENTE MAL PENSADA …!)…dirán los cordobeses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *