En 50 ciudades de Alemania jóvenes activistas de Greenpeace tomaron las calles para pedir un santuario global en el Ártico. Eran chicos de entre 10 y 14 años y pertenecen a los llamados «Puntos Verdes». Luego de que el Parlamento Europeo aprobara la resolución para un área protegida en la zona inhabitada alrededor del Polo Norte el miércoles pasado, los Puntos Verdes están pidiendo al gobierno alemán que vaya en la misma dirección:

Unite hoy al movimiento global para salvar el Ártico. Hacé click aquí.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *