Hoy, viernes 1 de agosto, es el Día de la Pachamama, día de la Madre Tierra, del respeto al patrimonio natural. Desde Greenpeace lo celebramos acompañando a la comunidad Kolla en la Fiesta de la Pachamama en Salta. Por eso, compartimos con ustedes el valioso testimonio de Noemí Cruz, legendaria miembro de la campaña de bosques, quien recuerda la lucha que Greenpeace y los Kollas llevaron adelante por la construcción del Gasoducto Nor Andino, que en 1998, atravesó las Yungas, una de las ecorregiones de mayor biodiversidad de Argentina. No te la pierdas.

Foto: Noemí Cruz en Salta

Según mi memoria, ya transcurrieron veinte años desde que los Kollas de San Andrés, invitaron a Greenpeace por primera vez a la Selva de Yungas en Salta para denunciar la extracción ilegal que realizaban las madereras. Recuerdo el ruido de las motosierras, y la gente andando en la niebla.
Para ese tiempo, el poceado y zigzagueante camino de cornisa, representaba una maravillosa aventura para los más jóvenes y un riesgo que bien valía tomarse para los más adultos, ya que se ingresaba a un verdadero paraíso, con helechos arbóreos, montañas con ríos, historias de tigres y ucumares.
El único medio de transporte, era el Amakella (en quechua “no seas flojo”) un viejo tractor que nos llevaba en su acoplado. Lleno de bártulos, los Kollas y sus preciosos ponchos bordados de flores, niños, ovejas, mariposas y en algún rincón nosotros que apenas cabíamos con nuestras mochilas.
Ibamos bajo la lluvia o bajo el sol, siempre en el acoplado, con alguien mirando hacia adelante y gritando “¡rama!” para que nos agacháramos justo a tiempo de no perder un ojo. Generalmente llegábamos a Río Blanquito. De alli solíamos caminar hasta El Angosto de Paraní o viceversa. Tambien solíamos llegar de vez en cuando hasta Los Naranjos. Qué caminadores y vadeadores de ríos éramos! Nunca tanto como los transhumantes Kollas.
En principio, junto al Grupo Yaguareté, de Salta, documentamos y denunciamos la extracción de rollos de madera nobles, y acompañamos a los Kollas en un corte de camino, en Cuesta Chica, donde en plena cornisa y durante meses se acampó para evitar el paso de los madereros. Es la primera vez que allí llegó el rumor: “dicen que por aquí pasará un gasoducto.


En ese tiempo conocimos a Serafina Cruz, una gran dirigente Kolla, que en el invierno de 1998, con el apoyo de Greenpeace, llegó a Bruselas,  para participar, (haciendo valer la tenencia de dos acciones), de una  asamblea de accionistas de Tractebel.
En esa oportunidad denunció en nombre de la comunidad Tinkunaku, los graves daños ambientales que causaría la construcción del gasoducto Nor Andino, impulsado por la multinacional Tractebel, para proveer de gas al sector minero de Chile.
Luego de gran enfrentamiento judicial y directo, finalmente el Gasoducto Nor Andino, 1080 km de largo, se construyó y atravesó la selva de Yungas, dándose en compensación otras zonas como Areas Protegidas entre los Parques Nacionales Baritú y Calilegua.
Años después Emiliano Ezcurra, coordinador de Bosques de todos estos años, se paró dentro del cráter humeante de una explosión, en un barranco, para mostrar lo que Greenpeace ya había advertido. El gasoducto explotó más de una vez en la traza denunciada.
Del “tiempo del gasoducto”, como le llamamos los más viejos, conservamos a los Kollas como aliados, ahora, toda la Kllamarka participa en la Coalisión “Salta con Bosques”, por medio de la cual juntamos firmas de salteños, para pedir la derogación de los decretos que permiten desmontes en zonas que la ley de Bosques protege.
Esta vez tendré la enorme dicha de juntarme otra vez con ellos, para agradecer a la Madre Tierra por la permanencia de la Selva de Montaña y para pedir por la vida de los otros montes del llano, condenados al cadeneo.
Ofrendaremos para que la Pachamama, reciba nuestro ruego y fortalezca nuestra fidelidad a la causa, para que la paz natural se restablezca, como el cauce de los ríos en el deshielo y que el monte siga en pie, reverdeciendo nuestras esperanzas.
Es tiempo de que todo esto suceda.
Desde hace más de cuarenta años Greenpeace ha realizado acciones para denunciar las agresiones al medio ambiente de forma totalmente pacífica. Hoy los bosques de Salta nos necesitan más que nunca. Hacé click aquí para defenderlos.
 

 
 

Please follow and like us:

2 thoughts on “Día de la Pachamama: La historia de Greenpeace, la comunidad Kolla y la lucha por la Madre Tierra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *