Olas de calor sin precedentes, escasez de alimentos, huracanes intensos y patrones de lluvia cambiantes que causan inundaciones o sequías. Estos son sólo algunos de los futuros problemas señalados en el último informe climático del Banco Mundial.
Después de un innovador informe que advirtió en 2012 sobre un mundo 4 grados Celsius más caliente, el banco se concentró en lo que el calentamiento que significaría para el sur de Asia, el sudeste asiático y África subsahariana. El panorama es dramático, como ilustra esta infografía. El cambio climático está amenazando la futura prosperidad de estas regiones.
Cuatro grados pueden no parecer mucho, pero se puede comparar con la diferencia de temperatura entre la última edad de hielo y hoy en día. Lo grave es que hoy esa diferencia ocurre durante el tiempo de vida de una persona. No es de extrañar que el impacto sea dramático.
Para estas regiones, dos grados ya causarían problemas graves, por lo que hay que limitar el calentamiento a menos de dos grados. El Banco Mundial dice que esto es posible pero que requiere que los países a adopten objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Pero ¿qué pasa con las propias acciones del banco?
El presidente del Banco Mundial, el Dr. Jim Yong Kim, prometió que el banco hará todo lo posible para evitar que este sombrío futuro se materialice. Kim se comprometió a intensificar el trabajo sobre cambio climático.
Sin embargo, el Banco Mundial sigue alimentando el cambio climático, a lo grande.
A pesar de los esfuerzos para aumentar sus préstamos para energías renovables, en los últimos cinco años, el Grupo Banco Mundial continuó financiando a los combustibles fósiles por un total de 18.000 millones de dólares –casi la mitad de sus préstamos para el sector energético. Desde 1994, el grupo ha financiado un total de 29 centrales eléctricas de carbón, sólo en Asia. Pero esta financiación subestima la contribución del banco al desarrollo del carbón, ya que sus préstamos son por lo general una pequeña parte del paquete total de financiación.
El último apoyo beneficia a dos de las mayores plantas de energía sucia: la planta Medupi, de 4800 MW en Sudáfrica y Tata Mundra, de 4000 MW en la India. Ambas terminarán en la lista de las mayores fuentes emisoras de CO2 del mundo.
El proyecto de una central eléctrica de lignito Kosovo, Europa, será el primero en poner a prueba los compromisos climáticos de Kim. El banco tiene previsto conceder garantías para una central eléctrica de carbón de baja eficiencia que tiene emisiones de CO2 muy superiores a la media de las nuevas plantas de energía en China y que cuenta con emisiones de contaminación atmosférica hasta dos veces superiores a las permitidas por las regulaciones estadounidenses o chinas.
El banco afirma que la construcción de una nueva central eléctrica de carbón es la única manera de proporcionar electricidad a Kosovo, mientras que incluso el exespecialista en energía renovable del Banco demostró que hay posibilidad de adoptar a tiempo energías renovables prácticas y rentables, y medidas de eficiencia energética.
Estamos sorprendidos por los esfuerzos de Kim para traer nuevamente a la agenda política el tema del cambio climático advirtiendo sobre las graves consecuencias de continuar por la senda de acelerar las emisiones de carbono. Sin embargo, hasta ahora, sus acciones hablan más que sus palabras.
Junto con 60 grupos de derechos humanos, religiosos, comunitarios y ambientales de más de veinte países, Greenpeace espera que el Banco Mundial empiece a predicar con el ejemplo. Esto significa que debe poner fin al financiamiento de todos los proyectos que involucren a los combustibles fósiles, a menos que esos proyectos se centren exclusivamente en aumentar el acceso directo a la energía para los pobres. En la mayoría de los casos, entre ellos el de Kosovo, existen mejores soluciones.

La energía renovable y la eficiencia energética serán las que realmente den acceso a la energía a las comunidades de más bajos recursos, no los combustibles fósiles que están causando que nuestro clima cambie drásticamente.

 
 



 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *