El Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, asistió al Día de Acción Global por el Fin de la Era del Carbón en Gezi, Estambul, epicentro de uno de los mayores conflictos sociales de los últimos tiempos. Junto a 500 jóvenes de 134 países realizaron una masiva marcha pidiendo por un medioambiente más saludable, basado en energías limpias y renovables. Compartimos algunas de sus reflexiones con ustedes:

«El sábado en Estambul marché junto a 500 jóvenes de 134 países y varios miles de ciudadanos de Turquía. Por el derecho a vivir en un ambiente saludable y exigir el Fin de la Era del Carbón. A raíz de las protestas del Parque Gezi éste también fue un momento conmovedor para subrayar el derecho a la protesta pacífica. Hicimos hincapié en la necesidad de la participación ciudadana en todas las decisiones que afectan a nuestro medio ambiente y la calidad de sus vidas.

Las protestas en Estambul son un despertar tras años de abusos ambientales en Turquía respaldados por la erosión de la participación democrática que puso el beneficio privado por encima del medioambiente y la opinión pública.

Desafortunadamente, ésta es la realidad de muchos otros países alrededor del mundo.

El cambio que viene

La marcha y la manifestación llegaron al final de la conferencia «Global Power Shift» que consistió en una semana de entrenamiento en movimientos ciudadanos y en el armado de campañas de acción contra el cambio climático. Power Shift fue organizada por 350.org y otras 45 organizaciones asociadas, entre ellas Greenpeace Mediterráneo, y dos grupos turcos: TEMA Vakfi y Küresel Eylem Grubu.

Estos 500 jóvenes son la próxima ola en un movimiento en red a nivel mundial que detendrá la quema de carbón, pondrá fin a la Era del Carbón y demandará acciones urgentes para evitar un cambio climático fuera de control. Después de China, India y Rusia, Turquía es el cuarto mayor quemador de carbón en el mundo.

Las actividades por el Fin de la Era del Carbón se replicaron en todo el mundo. Activistas de todo el planeta llevaron a cabo más de 70 eventos exigiendo a gobiernos y empresas que dejen de invertir en nuevos proyectos de carbón y se comprometan a la eliminación gradual de carbón apuntando a un cambio masivo hacia las energías renovables. En Australia se publicó una carta abierta a los cuatro bancos más grandes del país. Más de 60 australianos prominentes llamaron a los bancos a dejar de invertir en el carbón y otros combustibles fósiles. Entre ellos había científicos, artistas, políticos, músicos, escritores, líderes religiosos, profesionales de lasalud y ecologistas.

Australia fue seguida por Filipinas, India, Indonesia, Birmania, Sudáfrica, Eslovenia, Rumania, Italia, Alemania, Bosnia-Herzegovina, y los EE.U. El movimiento anti-carbón es cada vez más fuerte.

A un paso de vencer

Todo nuestro planeta es un lugar frágil y especial. Es mi esperanza y creencia que veremos la misma energía para proteger el clima que la que vimos para salvar al parque Gezi de la construcción de un shopping.

Desde la marcha por el Fin de la Era del Carbón el sábado con algunos de nuestros colegas de Greenpeace Turquía me uní a una protesta en la plaza de Taksim para conmemorar las víctimas mortales durante las últimas semanas en las protestas a través de Turquía.

La violenta represión de las protestas por la policía turca no ha parado. Un día antes, un hombre murió y diez personas fueron heridas cuando la policía abrió fuego contra un grupo que pedía por políticas de accesibilidad al área kurda de Turquía. Los medios nacionales informan tímidamente sobre estos incidentes que alimentan la ira y la frustración de muchos turcos hacia su gobierno.

A menudo cito a Mandela, quien una vez dijo que estaba dispuesto a morir por un ideal y por la justicia social. Yo estaba muy conmovido por los miles de turcos que están dispuestos a asumir riesgos y protestar pacíficamente contra un gobierno que utiliza la fuerza brutal, gases lacrimógenos y cañones de agua para reprimir la voz del pueblo. La historia nos muestra que en última instancia la justicia prevalecerá. La solidaridad y la no violencia que vimos por estos días fueron energizantes e inspiradoras.

Cada vez más personas se están dando cuenta de que la lucha por la justicia social, económica y ambiental son uno y lo mismo, y que los gobiernos no va a escuchar hasta que los hombres y mujeres decentes digan: “Ya es suficiente”.

A nivel mundial, la decepción de la gente con sus gobiernos es cada vez más palpable y tengo la firme esperanza que que un viento de cambio por fin se materializará. Un futuro justo, equitativo, sostenible y pacífico nos espera si cada vez más personas se resisten a las políticas económicas y ambientales deficientes.

Debemos mantenernos fuertes, estar conectados y permanecer tranquilos. Como lo expresó Mahatma Gandhi: ´Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego luchan contra ti y luego ganas´. No están haciendo caso omiso o riéndose de nosotros. En realidad están luchando contra las fuerzas de la justicia. Esperemos que eso signifique que estamos un paso más cerca de vencer».


 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *