Quiero compartir con ustedes un excelente post de mi colega Justin McKeating, autor del blog Nuclear Reaction de Greenpeace Internacional, sobre un lamentable “chiste” publicado por la Nuclear Engineering International (NEI); una organización fuerte del lobby nuclear mundial. Dejo en palabras de Justin mi sentir al respecto, pero antes quiero recordar lo que, semanas atrás, aseguraba con optimismo y forzado orgullo nacionalista, el Ministro de Planificación argentino, Julio De Vido: “Atucha III se construirá con un 60% de componentes nacionales”.

Para la industria nuclear global, esta afirmación es un símbolo de dominación, de excusas con las que compran la voluntad de los pueblos del mundo en desarrollo para imponer su tecnócrata visión del mundo y la dependencia que ella genera. Recordemos que Argentina tiene dos plantas nucleares: una alemana y la otra canadiense. El primero abandonará la nuclear en 2022 y el segundo ya cierra plantas atómicas idénticas a la argentina, sin extender su vida útil. ¿No estaremos comprando el discurso con el que ironiza, en forma lamentable, la NEI?

Greenpeace rechaza el desprecio por los pueblos originarios manifestado por la NEI, al mismo tiempo que insiste en denunciar lo errado de profundizar la dependencia nuclear en Argentina.

Mauro Fernández | Campaña de Energía | Greenpeace en Argentina
Contacto: @mnfernandez 

Crédito: The Unit por Alexey Kovynev

«OK: Les compraremos su planta nuclear, pero sólo si al menos el 75 % de su equipamiento es local».

Por Justin McKeating

Presten atención a los hombres blancos enfundados en sus trajes ofreciendo sus reactores nucleares a los aborígenes semidesnudos. Y por último noten cómo los pobres, prehistóricos y morenos hombres son salvados por la moderna tecnología de punta de los hombres blancos.

Claramente, estos habitantes de la isla son demasiado estúpidos para entender las complejidades de cómo el hombre blanco hace negocios. Si no ¿Cómo podrían exigir que el 75 por ciento de los equipos sea de origen local?

¿Cómo podrían estos «salvajes» proveerse de energía sin el paternal colonialismo? ¿Estamos leyendo demasiado en una caricatura? Echá un vistazo al artículo de opinión que acompaña – de Steve Kidd, el Director General Adjunto de la Asociación Nuclear Mundial («La organización internacional que promueve la energía nuclear»):

Si los países son demasiado ambiciosos y tratan de imponer proveedores ineficientes locales en un proyecto de un nuevo reactor nuclear habrá problemas graves. Es importante asegurar las ventajas de costo del componente internacional hasta que la industria local pueda afrontar el reto.

¿Cómo se atreve esta gente a ejercer control sobre la infraestructura de sus proyectos en sus propios países? El hombre blanco sabe mejor que ellos y deben enseñarles su lección.

La industria nuclear continuamente declara que el mundo en desarrollo necesita reactores nucleares para desarrollar todo su potencial. Irónicamente, la caricatura muestra cómo eso se vería en la realidad.

Se nos dice que la energía nuclear es una solución mágica para la creación de empleo y el crecimiento económico. Esto es pura propaganda para vender reactores. Las empresas nucleares traen sus propios trabajadores y mantienen los beneficios para sí.

En Bulgaria los trabajadores rusos, chinos y vietnamitas fueron importados para trabajar en proyectos nucleares. Y Nigeria provee el 40% de la demanda de uranio de Francia y todavía languidece en la parte inferior del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, que mide la esperanza de vida, educación e ingresos.

Se nos dice que la energía nuclear va a proporcionar «seguridad energética» e independencia a los países que la adopten. Pero aquí vemos crudamente cómo eso es una mentira. Los países que compran reactores nucleares dependen de un puñado de proveedores y de los países que controlan la tecnología, así como del suministro de combustible nuclear.

La energía nuclear es una tecnología antigua – sus principios fundamentales apenas han evolucionado desde la década de 1950. Parece que lo mismo podría decirse de algunas de las opiniones de sus aficionados sobre sus potenciales clientes.

 

Please follow and like us:

2 thoughts on “Energía atómica: estancada en el pasado en más de un sentido”

  1. hola, con respeto de la energia nuclear..no estoy muy de acuerdo con lo que se escribe…creo que todos los paises dependen uno del otro a la hora de pensar en megaproyectos…
    nadie puede disponer de tanta tecnologia como para decir a los cuatros vientos..somos soberanos y no dependemos de nadie como para que nos digan que es lo que se debe hacer..
    tal vez me equivoque pero nose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *