Activistas de Greenpeace y miembros de organizaciones ecologistas taiwaneses se sumergieron ayer en el Océano para reclamar a Taiwan que apoye la creación de reservas marinas internacionales en el oeste y el Océano Pacífico Central.

Con trajes de buzo y maquetas de peces hechas a escala con la leyenda:"El último atún" los activistas llamaron la atención sobre la importancia de proteger zonas claves para detener el colapso de las poblaciones de atún. La actividad fue organizada en el distrito de Pingtung y es parte de la campaña de Océanos que Greenpeace está llevando adelante en Taiwán, Hong Kong y Corea a bordo del uno de sus barcos: el Rainbow Warrior II.

Taiwán es el hogar de una de las mayores flotas pesqueras industriales, que junto con las de Corea, Japón y China destruyen los océanos y saquean la biodiversidad marina (al agotar las zonas de atunes se causa un grave perjuicio a otras formas de vida marina, como los tiburones y las tortugas). Por ello, hace un año Greenpeace abrió una oficina allí y, ahora, con la llegada del Rainbow Warrior II y su tour de "Defensores del Océano Pacífico", reclama a las autoridades de la industria pesquera taiwanesa que se comprometan a una reducción de la sobrepesca, a prohibir el uso de dispositivos de concentración de peces y a detener la pesca pirata.

Taiwán, al igual que otras naciones pesqueras, necesita reducir su flota para que sea posible una gestión sostenible de los océanos y la creación de Reservas Marinas en el Pacífico Central y Este.

Unite a Greenpeace apoyando económicamente nuestras campañas, hacé click aquí.



Please follow and like us:

3 thoughts on “Greenpeace bucea en el Océano Pacífico para pedir la protección de la biodiversidad marina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *