La empresa norteamericana HeraklesFarms está talando miles de hectáreas de bosques en Camerún para obtener aceite de palma, poniendo en grave peligro el hábitat de chimpancés y elefantes, entre otras especies:

La compañía de capital privado estadounidense también es conocida como SGSOC (el nombre de su filial local en Camerún) y posee un fuerte historial de actos ilícitos y destrucción forestal en África.

En el año 2009 firmó un contrato ilegal con el Gobierno de Camerún, en 2010 estableció ilícitamente viveros de aceite de palma antes de realizar una evaluación de impacto ambiental y sin ningún derecho a esas tierras y en2011, la firma redobló la apuesta violando una moratoria de la corte de Camerún acerca de sus actividades.

También sufrió heridas claves tales como el arresto por tala ilegal en el año 2012. Pero su mayor caída fue en 2013, cuando su derecho a vaciar el bosque fue suspendido por el Ministro de Ingeniería Forestal.

Dado que sus inversores se dieron a la fuga y sus empleados se tomaron licencia, aquellos pocos adeptos que quedaron llamaron a una nueva dirección. Se incorporaron nuevas personas para estabilizar la compañía y adquirieron decretos presidenciales para finalmente oficializar su presencia en Camerún (mientras violaban las leyes sobre el derecho de la comunidad a consultar sobre sus operaciones).

Pero sus ambiciones se atenuaron cuando recibieron el derecho a tan sólo 20.000 hectáreas de tierra, mucho menos que las 70.000 hectáreas que originalmente pretendían. Su respuesta fue tan impresionante que HeraklesFarms incluso fue nombrada en el top 10 de la lista de empresas criminales más prestigiosas del Global Exchange.


Un gran escándalo por el “lavado” de madera

Las últimas investigaciones revelaron que, bajo otro nombre, HeraklesFarms, actuó en complicidad con el Ministerio de Ingeniería Forestal de Camerún para obtener ilícitamente un permiso para talar, permitiéndole dejar sin arboles 2.500 hectáreas de bosque y exportar valiosas especies de madera, mientras que pagaba 17 veces menos que el promedio de las regalías a las comunidades locales.

La empresa había declarado previamente en una carta abierta que dejaría la madera al Gobierno de Camerún para hacer “millones de dólares”. A cambio -alegó- se le debería dar el derecho de pagar una baja suma de alquiler de la tierra para su plantación de aceite de palma. “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago” define las tácticas de Herakles y su estilo de juego. Sin embargo no están solos:

Camerún y la Unión Europea firmaron un acuerdo comercial conocido como VPA “VoluntaryPartnershipAgreement” (o “Acuerdo de Asociación Voluntaria”) para erradicar la tala ilegal y realizar esfuerzos globales para reducir la desforestación tropical. El VPA, que entró en vigencia en el año 2011, precisa que Camerún “verifique la legalidad de la madera y sus productos derivados” no sólo los que sean vendidos a la Unión Europea sino también aquellos que se dirijan a todos los demás mercados.

Pero la implementación del VPA en Camerún está demorada. Ahora la decisión del Ministro de Ingeniería Forestal de conceder ilegalmente un permiso para la tala a una compañía que se hace pasar por una representante de Heraklesarroja serias dudas en la intención de Camerún de respetar las obligaciones bajo el acuerdo VPA.

También es preocupante la negativa de la Unión Europea de tomar una postura fuerte en el caso Herakles. A pesar de que solicitó que el Gobierno de Camerún aclare la situación jurídica sobre la madera de esta empresa luego utilizó como excusa una demora enla implementación del VPA para justificar por qué no usaron su influencia para presionar a Camerún a hacer respetar la ley.

La credibilidad del VPA tambalea, sin embargo, eso no impidió que este mes se publicara un informe conjunto de la Unión Europea y Camerún para reivindicar que se estaba haciendo un “progreso considerable”.

Greenpeace presentó una denuncia con el abogado público de Camerún para poner fin a la tala ilegal de la madera, para que se cancelen las operaciones de deforestación y que los infractores sean procesados.

Pero aún queda el interrogante: ¿Alguien tomará medidas para acabar con estas complicidades sin control? ¿Alguien va a demostrar que estas operaciones no debería estar permitidas por amenazar a los bosques de África y a sus comunidades?¿O permitirá la Unión Europea que Herakles y Camerún continúen jugando el gran juego de la desforestación ilegal sin árbitro?

Firmá ahora la petición para que frenen la destrucción del hogar del chimpancé. Hacé click aquí.


Please follow and like us:

2 thoughts on “Greenpeace denuncia a la empresa HeraklesFarms por destruir el hogar del chimpancé y el elefante en África”

  1. Putos mal nacidos si no estan explotando y abusando de ninos o vendiendo armas para laa guerras esta talando bosques y donde estan las leyes y el respeto como lo permiten

  2. podrían escribir lo que tienen que enseñarles a los niños sobre la tala de árboles y que los chipmances que se están quedando sin hogar es para un proyecto escolar MUCHAS GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *