Un grupo de activistas de Greenpeace Rusia relizó ayer una acción pacífica en el Hotel Renaissance Moarch en Moscú, durante la inauguración de la segunda conferencia anual de Gas y Petróleo en el Ártico Ruso. Allí se reunió un grupo de representantes de la industria del petróleo para debatir sus planes sobre los recursos del Ártico y Greenpeace aprovechó la ocasión para declarar: “¡El Ártico es mucho más valioso que el petróleo!”
La acción se desarrolló con 22 activistas que, acompañados por 4 “osos polares”, se ubicaron en la puerta del Hotel para darles la bienvenida a los delegados. Se encadenaron a las columnas y mástiles del lugar y sostuvieron carteles con la leyenda“No hay petróleo en el Ártico” y “Detengan a Shell y Gazprom”. También desplegaron una bandera gigante que decía “Salven al Ártico” en la fachada del establecimiento mientras los osos polares daban la bienvenida a los delegados para asegurarse de que a todos les llegara el mensaje. A los 45 minutos llegó la policía, y 23 de los 26 activistas fueron detenidos.
En la conferencia participaron importantes representantes de empresas como Shell, Statoil, ExxonMobil, Gazprom, entre muchas otras. Entre los temas más importantes, se abordó el uso de nuevas tecnologías para la extracción de petróleo y gas y su transporte a través de los helados océanos del Ártico. El principal objetivo de los oradores fue convencer a los inversores de que el desarrollo de las plataformas en el Ártico es seguro y muy rentable.
El nuevo informe de Greenpeace “Russian Arctic Off-shore Hydrocarbon Exploration: Investments Risks”, que fue entregado a los participantes de la conferencia, contradice esta rentabilidad y seguridad de la perforación en el Ártico, ya que los riesgos son tan grandes que cualquier efectividad económica pasa a estar en segundo plano. “Los científicos predicen que durante las próximas décadas el petróleo del Ártico no tendrá prácticamente valor comercial: para 2025 se podrá extraer un máximo de 13.5 millones de toneladas; menos del 3% de la producción anual actual de Rusia”, explica Vladimir Chouprov, director del programa de energía de Greenpeace Rusia.
“Si bien el uso de fuentes de energía renovables es mucho más seguro y económicamente rentable, Rusia y otros países siguen con planes de explorar las reservas de petróleo en el Ártico. ¿Pueden seguir siendo atractivos estos planes en la nueva era de eficiencia ecológica?”

Entre los principales problemas relacionados con el desarrollo de la exploración del Ártico, los ambientalistas hacen énfasis en los altos riesgos inaceptables de un derrame y la baja calidad técnica de los proyectos de extracción, los altos costos, y la falta de información precisa sobre las reservas de petróleo en el Ártico y su calidad.
Las preocupaciones de Greenpeace son aun mayores a la luz de las conlcusiones de la reciente publicación de un informe redactado por Lloyd’s, la aseguradora más grande del mundo. El informe indica que las perforaciones en el Ártico estarían acompañadas por “riesgos no previstos cuyas consecuencias son difíciles de predecir”. Richard Ward, director de Lloyd, pidió que no se invierta en las perforaciones en el Ártico, sino en ciencia e investigación para “eliminar las brechas en el conocimiento, reducir las incertezas y poder manejar los riesgos”.
A pesar del hecho de Greenpeace considera que las perforaciones en el Ártico son una gran irresponsabilidad, las petroleras (encabezadas por Shell y Gazprom), siguen en su carrera al Ártico. Mientras Gazprom ya está instalando su plataforma petrolera “Prirazlomnaya” en el mar de Barents y tiene planificado comenzar sus operaciones en el futuro, Shell envió a dos de sus barcos perforadores para comenzar el desarrollo en las costas de Alaska. La presencia de ambas compañías en la conferencia es una oportunidad única de enviar nuestro mensaje estos dos gigantes de la industria para que abandonen sus riesgosos planes de destrucción de los frágiles ecosistemas del Ártico.


Sumate a nuestra ciberacción para defender el Ártico de la explotación petrolera. Hacé click aquí.

Please follow and like us:

13 thoughts on “Greenpeace pide a delegados de la industria que no inviertan en petróleo y salven el Ártico”

  1. Es hora que las multinacionales empiecen a cambiar de la industria contaminante que tanta ganancia en Dinero les dieron para cambiar a una industria que de beneficios monetarios pero sin contaminar al planeta y por lo tanto sin matarnos a nosotros mismos lentamente.

  2. Estoy de acuerdo que se declare patrimonio de la humanidad al sector artico, espero esto tenga exito. Debemos proteger el planeta, felicitaciones por vuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *