Hoy, en países de todo el mundo, miles de personas se manifestarán contra Monsanto y la industria de los alimentos genéticamente modificados de la cual esta empresa es un referente global. Franco Segesso, de la Campaña de Biodiversidad de Greenpeace, analiza el avance de los trangénicos y analiza cuál es el camino para abastecer al mundo de alimentos que respeten la naturaleza:

Los líderes políticos y empresarios que defienden el modelo de los cultivos transgénicos sostienen que éstos mejorarán los rendimientos agrícolas, produciendo así más alimentos para combatir el hambre en el mundo.

Sin embargo, los mayores logros de este sector fueron: el avance de la frontera agropecuaria sobre los bosques nativos (basta ver el ejemplo en Salta); pueblos fumigados; conflictos de tierras con comunidades indígenas y campesinas; contaminación de cultivos criollos con transgénicos; control corporativo sobre el precio de los alimentos y el 24 por ciento de los gases de efecto invernadero.

En Argentina, en los últimos 22 años, la superficie cultivada aumentó un 50%; mientras que el consumo de agroquímicos un 858%. Según datos de la propia industria Monsanto controla el 40% del mercado de pesticidas. En cuanto a la superficie cultivada, el Ministerio de Agricultura informa que de las 34 millones de hectáreas cultivables 24 millones son destinados a los transgénicos. Del total, 59% es de soja genéticamente modificada. Este contexto pone en riesgo la biodiversidad, la estabilidad climática y la flexibilidad económica del país.

Para que toda la población acceda a alimentos nutritivos y lograr soberanía alimentaria es necesario diversifica geográfica, cultural y tecnológicamente la producción. La diversidad debe estar presente en todos los niveles, tanto en la granja como a nivel regional.

 

Desde Greenpeace alentamos y apoyamos que se cuestione la agricultura industrial. La creciente convocatoria de eventos como la marcha mundial contra Monsanto demuestra la preocupación ciudadana sobre el sistema alimentario. Debemos cambiar el modelo de agricultura y alejarnos del viejo método agrario basado en pesticidas, fertilizantes, transgénicos y consumo masivo de agua y recursos fósiles.

Es urgente la necesidad de promover un modelo agrícola respetuoso de la naturaleza, que priorice los conocimiento agroecológicos y que proteja los recursos naturales, los alimentos y a los productores agrícolas.

Please follow and like us:

2 thoughts on “HOY: Marchas en todo el mundo contra Monsanto y la industria de los alimentos transgénicos”

  1. hola,bueno tengo una pregunta para ustedes espero q puedan responderme tengo un debate en el colegio y quiero saber si la soja transgenica daña la tierra luego de su plantacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *