El 9 de julio en la sección Opinión del diario «New York Times» el Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, escribió una columna titulada «Guerreros de Arco Iris» con motivo del 25 aniversario del hundimiento de la embarcación de Greenpeace «Rainbow Warrior» por los servicios secretos franceses en la bahía de Auckland, Nueva Zelanda, lo que provocó la muerte del fotógrafo Fernando Pereira.

«Un sábado, veinticinco años atrás, dos bombas colocadas por agentes secretos que trabajaban para el gobierno francés hundieron el barco de Greenpeace “Rainbow Warrior” en el puerto de Auckland, Nueva Zelanda, causando la muerte del fotógrafo y padre de dos chicos Fernando Pereira. Lo sucedido fue un intento desesperado de Francia para detener a los activistas a bordo que atestiguarían sus pruebas nucleares en el Pacífico Sur.
Recuerdo haber oído sobre el ataque en la radio de mi padre en nuestro municipio, en las afueras de Durban, Sudáfrica. El gobierno del apartheid había impuesto recientemente un estado de emergencia y no era común que llegáramos a conocer noticias internacionales. Pero lo qué había sucedido con el Rainbow Warrior fue tan escandaloso que incluso nosotros nos enteramos.
Siendo un joven activista anti-apartheid, me llamaron particularmente la atención dos elementos del evento.
El primero fue el hecho de que un gobierno poderoso y democrático pudiera sentirse  intimidado por un pequeño grupo de hombres y mujeres pacíficos que llevaban carteles en un barco. Fue mi primer contacto con la tradición de inspiración cuáquera de dar testimonio con el fin de enfocar la atención en las injusticias o delitos que, de otro modo, podrían pasar desapercibidos.
El segundo fue la idea de que existían personas que, evitando el beneficio personal, dedicaban sus vidas al bienestar de nuestro planeta. Viniendo de un lugar donde la lucha era intrínsecamente personal, fue una epifanía conocer el hecho de que la tripulación de Greenpeace tenía previsto zarpar hacia el medio del océano para oponerse a pruebas nucleares, que no los afectarían más de lo que pudiera afectar a otras personas.

Por supuesto, Greenpeace no está sola en su lucha por salvar el planeta. Las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil – sindicatos, organizaciones religiosas, grupos escolares y otros – han estado trabajando de forma independiente o en conjunto durante décadas para promover la causa de la justicia social y para combatir las grandes amenazas del día a día.
Un par de años después del hundimiento del primer Rainbow Warrior, los voluntarios de Greenpeace compraron un barco de pesca usado y lo transformaron en un nuevo Rainbow Warrior. Muchos de los mismos tripulantes continuaron su lucha contra el gobierno francés hasta que, finalmente, el país renunció a su programa de pruebas nucleares en 1996. El refrán del día fue: «No se puede hundir un Arco Iris.»
Si bien la amenaza de destrucción nuclear aún no terminó, un peligro no tan reconocido en ese momento tomó hoy su lugar como la amenaza N º 1 para nuestro planeta: el cambio climático. El Foro Humanitario Mundial de Kofi A. Annan estima que sólo en 2008, 300.000 personas murieron de las consecuencias del cambio climático.
A diferencia de los ensayos nucleares, es difícil «dar testimonio» del cambio climático debido a que su causante (las emisiones de carbono) se relaciona con factores muy diferentes y su solución requerirá grandes esfuerzos, como la cooperación internacional de líderes empresariales, políticos y otros tomadores de decisiones. Esto no significa que la sociedad civil deba dejar de reclamar a los dirigentes que sean responsables de los cambios que no están dispuestos a realizar.
La historia nos dice que, cualquiera que sea la injusticia a la que nos enfrentamos – ya sea en la era del apartheid en Sudáfrica, los derechos civiles en Estados Unidos o el derecho de la mujer a elegir –  el cambio finalmente sucede cuando hombres y mujeres decididos son capaces de ponerse de pie y de decir: «Ya es suficiente, estoy dispuesto a romper la ley con toda tranquilidad e, incluso, ir a la cárcel para transmitir nuestro mensaje».
Cuando todos los otros intentos de discusión o negociación fallan, estas organizaciones deben tener la posibilidad de recurrir a la desobediencia civil y a la acción directa no violenta.
Desde 11 de septiembre 2001, hemos asistido a una reducción dramática del espacio democrático, experimentando una reducción a la mitad en los derechos civiles. En los últimos 9 años, 65 países han aprobado leyes de limitación de los derechos de las ONG dictando lo que se puede y lo que no se puede hacer.
Hablando la semana pasada en una conferencia internacional sobre la promoción de la democracia y los derechos humanos, la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton se expresó muy bien cuando dijo: «Las democracias no temen a su propio pueblo. Reconocen que los ciudadanos deben tener la libertad de reunirse, para promover y agitar”.
En Greenpeace nos encontramos con que incluso el acto pacífico de colgar carteles está acarreando cada vez mayores consecuencias. Después de que en diciembre del año pasado no se lograran negociaciones sobre el clima en la Conferencia de la ONU, cuatro de nuestros activistas fueron detenidos durante 22 días después de sostener un cartel con la leyenda «Los políticos hablan, los líderes de actúan» durante una cena organizada por una cabeza de estado.
Mucho ha cambiado en el cuarto de siglo desde que el primer Rainbow Warrior fue bombardeado. Afortunadamente, los dos elementos que tanto me impresionaron en su momento, son tan válidos hoy como lo eran en aquel entonces: el poder de la gente para cambiar la voluntad de los gobiernos y la dedicación de quienes están comprometidos a salvar el planeta para las generaciones futuras.
De acuerdo a todos los que lo conocían, Fernando Pereira nunca consideró morir por su causa. Tampoco la gran mayoría de los que se manifiestan en contra de las injusticias en la actualidad. Lo único que pedimos es un espacio en el que podamos ser oídos, un lugar para decir la verdad al poder, cuando los que tienen la capacidad de realizar los cambios necesarios para salvar nuestro planeta no parecen dispuestos a hacerlo.
Greenpeace se basa en una profecía de los primeros habitantes de Canadá que dice: «Llegará un momento en que la tierra se enfermará y cuando lo haga se reunirá una tribu de todas las culturas del mundo que creen en hechos y no palabras. Ellos trabajarán para que se cure … serán conocidos como los ‘Guerreros del Arco Iris «. Si queremos tener éxito en nuestra lucha contra el catastrófico cambio climático entonces tal vez todos tengamos que ser Guerreros del Arco Iris».

Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional






Please follow and like us:

17 thoughts on “Kumi Naidoo: Guerreros del Arco Iris”

  1. saber esta notiia es impactante.
    todo un gobierno europeo acabando con una importante y neesaria campaña.
    debemos continuar apoyando a greenpeace y su gente.

  2. ES INCREIBLE!!!no puedo entender lA INCONCIENCIA DE LOS SUPUESTOS GOBERNANTES, HABLO EN GRAL. SE PREOCUPAN POR COSAS INSIGNIFICANTES Y NUNCA DE LAS COSAS QUE REALMENTE SON IMPORTANTES.COMO POR EJEMPLO APOYAR A GREENPEACE, LA UNION HACE A LA FUERZA.OJALA SE SUME MAS GENTE A ESTA GRAN LUCHA.

  3. TEPIC, NAYARIT A 16 DE JULIO DE 2010.
    SR. KUMI NAIDOO DIRECTOR DE GREENPEACE INTERNACIONAL
    BUENOS DIAS ANTES QUE NADA GRACIAS POR TENER LA GENTILEZA DE ENVIARME EL MENSAJE Y SI ES CIERTO A TRAVES DE LA HISTORIA DE LA TIERRA SIEMPRE NOS A TOCADO A TODOS LOS HABITANTES VIVIR LAS MALES IDEAS QUE TIENEN LAS PERSONAS QUE TIENEN EL PODER EN TURNO, NO SABIENDO QUE ELLOS TAMBIEN ESTAS DENTRO DEL BARCO » TODO LO QUE AGAMOS O PERJUDIQUEMOS A LA NATURALEZA ELLA NOS DEVOLVERA CON.CATASTROFES,CTERREMOTOS,MAREMSUNAMISMAREMOTOS,SU

  4. Definitivamente, debemos actuar y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para salvar nuestro planeta y depende de cada uno de nosotros ser parte de esta gran lucha y covertirnos en «Guerreros del Arco Iris». Dios nos ha dejado un hermoso regalo para administrarlo, cuidarlo y respetarlo. La tierra merece otra oportunidad de vivir.

  5. Esta noticia impacta de como el hombre ataca al semejante sin importar hasta donde llegue con tal de lograr su intención, así esta destruya el planeta. Me voy a referir a algo que esta pasando en las Islas Feroes de la masacre en contra de los calderones que son familia de los delfines y son muy amigables con los seres humanos y tengo entendido que algunas de estas personas por un rito que tienen para iniciar a los jovenes hacen estas matanzas contra estos animales. Me pregunto que tipo de persona puede ser en el futuro, alguien que se inicia con un acto de crueldad como este, lo mas seguro es que no quiera la naturaleza y esto trae graves consecuencias.
    Greenpeace vamos a hacer algo por esta situación.

  6. Lamentable que, por inexcrupulosos, fallezcan personas inocentes que luchan por el ideal de querer que este mundo sea un poco mejor.
    Envio mis respetos y más cordiales saludos a todos y cada uno de los hombres y mujeres que de manera activa intentan dar lo mejor de si, por esta lucha.
    Los aprecio y admiro mucho.
    Sinceramente,
    Marianella

  7. Querido Amigo Kumi, permìteme decirte asì, porque es el futuro del planeta con todos nuestros amigos y descendientes el que nos une. Desde acà, Buenos Aires, Argentina, sentimos, y sufrimos los mismos males que en otras partes de nuestra tierra. Seguimos haciendo, difundiendo, educando, pero nunca callarnos, para que lo que no hacen los gobernantes desde sus còmodos sillones, y sus platos de comida rebosantes y sus prepagas costosas, escuchen aunque no quieran, y de a poco tomen conciencia ellos y sus hijos. Mientras eso sucede, nosotros, la sociedad responsable, seguimos el camino que nos marca nuestro compromiso. Fuerte Abrazo!!!!!!

  8. todos debemos colaborar con GREENPEACE, es lo mejor para mejorar al mundo porque los gobernantes solo piensan en sus bolsillos y no en el bienestar de la gente, aunque ese bienestar los incluye a ellos. Muchas gracias por todo lo que hacen a todos los voluntarios de GREENPEACE!!!!!!!!

  9. muchas gracias por enviarme esa información, me gusta que los voluntarios de GREENPEACE hagan lo que hacend y a los gobiernos les digo que dejen de pensar en sus bolsillos, que piensen en el planeta ya que ellos también son parte de este mundo

  10. Me impresiona mucho el articulo!!!!!!!!!!!Pero creo que en todo el mundo se necesita mayor EDUCACION ECOLOGICA, para lograr un despertar en la conciencia y entender que nosotros no somos «dueños» del planeta,sino somos parte de el,con el que debemos interactuar respetuosamente ,pero a quienes mas se deben educar son a los «poderosos» a los politicos puesto que son ellos quienes deben dar los ejemplos de como actuar adecuadamente en este COSMO tan fragil… gracias GREENPEACE por existir…Fuerzas y adelante—-

  11. IMPRESEIONANTE QUE QUIENES TIENES EN SUS MANOS EL PODER CAMBIAR LAS COSAS, LAS IGNOREM, SIGAMOS ADELANTE !!!!! GRACIAS GREENPEACE POR ESTAR VIGILANTES DE LO NEGATIVO QUE SE DA EN LOS DISTINTOS PAISES,

  12. YO SOY COMO UNO SOLO AQUI EN VENEZUELA, HE ESTADO SIGUIENDO SUS ACTIVIDADES Y NO TENGO CONOCIMIENTO DE ESTA ACTIVIDAD EN VENEZUELA, AQUI EN MI PATRIA PASAN COSAS Q AGREDEN EL ECOSISTEMA, HAY MINERIA ILEGAL , , HAY UNA LAGUNA LLAMADA DE LOS TACARIGUA Q ES UN DESASTRE Y NADIE HACE NADA. LOS RIOS AFLUENTES DE ESTA ESTAN CONTAMINADOS Y ESTO ESTA PASANDO POR AÑOS. Y MUCHAS MAS ANOMALIAS . AUXILIO GREENPEACE,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *