Marks & Spencer (M&S), una de las cadenas de indumentaria más reconocidas de Gran Bretaña, asumió un importante compromiso, prometiendo eliminar todos los componentes químicos peligrosos para la salud de su cadena de distribución y productos para el año 2020 (1). De esta manera, M&S se suma a la lista de empresas (como Adidas, Nike y Puma) que ya aceptaron el desafío de Greenpeace contra la contaminación.
«Este compromiso asumido por M&S sienta un nuevo precedente. Así, tanto M&S como H&M (importante cadena sueca de ropa , con presencia en gran cantidad de paises, que también ha asumido el compromiso propuesto por Greenpeace) muestran un verdadero liderazgo en la problemática vinculada a la polución tóxica del agua. Apelamos a la responsabilidad de otras marcas para seguir estos ejemplos y tomar medidas firmes para evitar la contaminación de nuestras aguas, entendiendo la urgencia de la situación«, dijo Martin Hojsik, coordinador de la campaña «Desafío contra la Contaminación» de Greenpeace Internacional.
Como parte del acuerdo, M&S ha tomado una importante decisión al eliminar paulatinamente los perfluorocarbonos (PFCs) presentes en sus productos, previendo una total eliminación de los PFCs para Julio de 2016, entendiendo la peligrosidad de este grupo de químicos, usado en tinturas e indumentaria resistente al agua.
«Siendo un importante usuario de PFCs, el compromiso de M&S para la eliminación de este grupo de químicos envía un claro mensaje a la industria textil: es tiempo de eliminar este dañino grupo de químicos, que generan múltiples trastornos hormonales, y reemplazarlos con alternativas más seguras. Lo mismo ocurre con el resto de los químicos peligrosos para la salud», dijo Hojsik.
M&S es la séptima marca que se compromete a eliminar todos los componentes químicos peligrosos de sus cadenas de distribución y productos. Como parte de este proceso, M&S está reforzando la eliminación de APEOs (familia de sustancias químicas, algunas de las cuales están prohibidas en la UE) (2), y asegura que establecerá a corto plazo futuras fechas límite para suspender la utilización de otros grupos de químicos peligrosos. M&S ha prometido también un comportamiento más transparente, empezando por la entrega de información sobre vertidos de cinco de sus proveedores en China.
«Las marcas de ropa son responsables de la contaminación de canales de agua en todo el mundo, usando químicos peligrosos y tomando nuestros canales de agua públicos como cloacas privadas», agregó Hojsik. «Valoramos el compromiso de M&S en la eliminación de químicos peligrosos de manera transparente y seguiremos de cerca su implementación en China».
Ma Jun, director de la respetada ONG denominada «Instituto de cuestiones públicas y ambientales» ubicada en Beijing (IPE), recibió con agrado el anuncio. «Hemos observado que dentro del acuerdo de M&S con Greenpeace, M&S deja en claro que instaría a sus proveedores a entregar información sobre vertidos en la plataforma online de IPE. Damos la bienvenida al compromiso asumido y lo consideramos un positivo avance«, apuntó Ma Jun.
En 2011, Greenpeace detectó vínculos entre importantes marcas de ropa y fábricas textiles en China, las cuales vierten desechos tóxicos en nuestros ríos. Greenpeace, a través de su campaña «Desafío contra la Contaminación», impulsa a compañías y gobiernos a tomar acciones concretas que permitan detener la polución de nuestras aguas, luchando por un futuro sin contaminación.
Notas:
(1) Para ver el compromiso asumido por M&S hacé click aquí
(2) Los comúnmente usados ​compuestos de alquilfenol incluyen nonilfenoles (NPs) y octilfenoles y sus etoxilatos, particularmente etoxilatos de nonilfenol. Los NPs están fuertemente reglamentados en Europa y desde 2005 ha habido una fuerte prohibición en toda la Unión Europea para sus aplicaciones más importantes.



Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *