Activistas del equipo de voluntarios de Greenpeace en Mar del Plata, compartieron este fin de semana durante las II Jornadas Bonaerenses de Conservación de Ambientes y Patrimonio Costero ,su experiencia inspirando a miles de personas a salvar la Reserva del Puerto, un espacio natural, en medio de esa ciudad, que durante años permaneció abandonado por las autoridades pero que ahora, gracias a la intervención de miles de personas, está protegido por una Ley provincial. 

“El reclamo que empezó con un grupo de vecinos decididos a salvar un pedacito de planeta, logró convertirse en un movimiento social de miles de personas que desde las redes sociales obligaron a las autoridades a prestar atención a un espacio que durante años ignoraron”, dijo Nacho Fernández, coordinador de la campaña de Greenpeace para salvar la Reserva del Puerto.
La clave de la victoria fue empoderar a los vecinos, por primera vez sus voces lograron ser escuchadas y pudieron pedir a nuestros gobernantes que no permitan la destrucción esta reserva para beneficiar a un pequeño grupo de empresarios. Estamos convencidos que cuando miles de personas se unen en un mismo reclamo, se convierten en una fuerza imparable capaz de conseguir cambios importantes a favor del medio ambiente, y así quedó demostrado”, asegura Fernández.

Durante 2 años, miles de personas sumaronsu nombre a esta campaña que primero logró convencer al intendente de Mar del Plata, luego al gobernador y finalmente a las Cámaras de Senadores y Diputados de la provincia de Buenos Aires que con su voto unánime aprobaron una ley que otorga protección a esta reserva que, a pesar de su pequeña extensión, alberga más de 140 especies de aves, algunas de ellas en situación de peligro.
Quisimos mostrar esta experiencia de éxito a otros grupos de ambientalistas y activistas para inspirarlos a iniciar o continuar las campañas que ya tengan en marcha en sus ciudades, pero dándole la oportunidad a los vecinos a participar y sumarse masivamente a estas campañas. Este encuentro sirvió también para presentarles “Hagamos Eco”, la plataforma de Greenpeace que permite a cualquier persona iniciar y liderar su propia campaña ambiental y obtener el apoyo de su comunidad. Ya son decenas las victorias que se han obtenido, desde leyes que benefician al medio ambiente hasta albergues para animales abandonados pasando por la recuperación de lagunas y espacios verdes en distintas ciudades de Latinoamérica, añadió.
Pero esta no es la única  plataforma de participación ciudadana de Greenpeace. Cada vez son más los usuarios de Apptivista, nuestra aplicación para teléfonos celulares y tablets que te permite sumar tu nombre a los pedidos de Greenpeace y Hagamos Eco de una manera muy simple y rápida, además de recibir noticias relacionadas con el medio ambiente y actualizaciones de todas nuestras campañas. “Con Hagamos Eco y Apptivista todos podemos ser parte de la solución a los problemas ambientales de nuestra comunidad.” Finalizó Fernández.
También te puede interesar: CON MILO LOCKETT POR LOS BOSQUES

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *