LEGO no esperó mucho para hacer oír su respuesta frente a nuestro reclamo. Anoche publicaron una carta firmada por su CEO, Jørgen Vig Knudstorp, en la que aseguran estar determinados a dejar «un impacto positivo en la sociedad y el planeta que heredarán nuestros hijos» y acusan a Greenpeace de estar utilizando su marca en una batalla contra Shell y sus operaciones en una parte específica del planeta. Compartimos con ustedes el post que escribió el Coordinador Global de esta campaña, Ian Duff, a modo de respuesta:

El CEO de LEGO dice estar triste porque Greenpeace usa su famosa marca para frenar a Shell antes de que perfore el Ártico.

«Estamos determinados a dejar un impacto positivo en la sociedad y el planeta que heredarán nuestros hijos», dice este tuit de LEGO. «Nos entristece que nuestra marca sea usada como herramienta en una disputa».

Nosotros también estamos tristes.

Estamos tristes al ver cómo una marca tan popular y amada como LEGO es usada por Shell para limpiar su imagen.

Greenpeace ama a LEGO. Sus juguetes proveen inspiración y aprendizaje, así como horas de diversion a millones de chicos (y más de un adulto) en todo el mundo. Es a su vez una de las compañías más progresistas con las que hayamos trabajado, que hace grandes esfuerzos por reducer su impacto ecológico y apoyar el cambio hacia un futuro más verde.

Es por esto que la sociedad entre Shell y LEGO es una mala noticia.

Al respaldar a un gigante de petróleo en el Ártico como Shell, LEGO dio un mal paso. Los valores que sostiene Shell están totalmente en desacuerdo con la naturaleza positiva de LEGO y los altos estándares que la empresa establece para sí misma.

LEGO quiere hacer frente al cambio climático. Shell no. Por el contrario, quiere continuar por décadas nuestra dependencia de los combustibles fósiles como el petróleo. Los expertos estiman que esto hará que la temperatura media del planeta se eleve en 4 ° C, amenazando el futuro de la selva amazónica, trayendo sequía y hambruna a millones de personas.

LEGO está a favor de la energía renovable. Shell no. Ya vendió la mayor parte de su negocio de energías renovables y sigue siendo una influencia maligna en la lucha mundial contra el calentamiento global, usa su influencia parapara negar la existencia del cambio climático y boicotea los proyectos de energías limpias.

LEGO es un apasionado de los entornos únicos como el Ártico. Shell no lo es. Quiere utilizar el trágico retroceso de los hielos marinos árticos para perforar en busca de más combustibles fósiles y una oportunidad de negocios.

LEGO dijo ayer que espera que Shell esté «a la altura de la legislación en la medida en que operan.». Bueno, hay muchas pruebas de que Shell no es capaz de operar legalmente, o de forma segura, en el Ártico. Además de ser responsable de desastres en plataformas petroleras y del incendio de barcos en medio de una perforación, tiene equipos de emergencia insuficientes, evade impuestos en Alaska e ignora toda advertencia de inseguridad. Shell violó la ley cuando se trató de perforar en busca de petróleo en el Ártico de Alaska. Dos veces.

LEGO quiere convertir al planeta en un lugar mejor para nuestros hijos. Al igual que Greenpeace. Pero la visión de Shell no es la que queremos legarles a las futuras generaciones.

Shell se esconde detrás de la buena reputación de otras organizaciones con el fin de obtener permisos para perforar en lugares de riesgo, como el Ártico.

Asociarse con LEGO genera elogios para Shell y el apoyo tácito de millones de personas durante sus operaciones, sobre todo en el extremo norte. Sin embargo, este respaldo es totalmente iilegítimo y, creemos, va en contra de los altos estándares ambientales de LEGO.

La única razón por la que LEGO se asoció con Shell es «poner ladrillos LEGO en manos de más niños» ¿Tiene la compañía de juguetes más rentable del mundo que dejar a un lado sus valores establecidos con el fin de aumentar sus ventas? ¿Se asociaría con una compañía de cigarrillos para ayudar a llevar sus ladrillos a las masas?

«Sólo lo mejor es suficientemente bueno», dijo el presidente ejecutivo de LEGO, Jørgen Vig Knudstorp. Desearíamos que fuera cierto. Pero mientras la empresa mantenga su intención de ayudar a Shell a limpiar su imagen, será imposible.

LEGO tiene que ponerse de pie para proteger al Ártico y a nuestros hijos cortando ahora y para siempre sus lazos con Shell. Pedile ahora a LEGO que rompa su vínculo con la petrolera. Hacé click aquí.

Please follow and like us:

7 thoughts on “La respuesta de Greenpeace a LEGO: "Nosotros también estamos tristes"”

  1. fantástica la lucha por el No energía nuclear en cordoba.
    Aunque también es necesaria la lucha por la no tala de árboles ni desforestación masiva. Que ocurrió, según investigaciones de la Universidad Cordoba, en los últimos 10 años, también De la Sota, del 80% de desforestación del área total. Si, increíble, el 80% y nadie dice nada. Saludos Gracias

  2. Los felicito por la ardua tarea que tienen.
    Es una buena idea dejarle a nuestros hijos un planeta digno.
    No se toma conciencia del desastre que estamos provacando.
    Continùen con ese entusiasmo!!!!!!!!!!!!.
    Gracias.

  3. No cabe la menor duda que la lucha por los pocos santuarios naturales que aún quedan vírgenes es importante. La perforación de Shell en Alaska sería una prueba más de la vanidad y ambición del ser humano por seguir manteniendo un sistema que se desmorona. ¿Que nos irá quedando para el futuro de nuestros hijos……..
    ¡ La contemplación de un vasto y extenso bosque de «árboles Lego», con mucha diversidad de «animales Lego» y……¡ lo que ustedes quieran añadir¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *