Los líderes asiáticos de lucha contra el carbón pidieron a sus gobiernos que abandonen esa fuente de energía y comiencen la transición hacia las energías limpias y renovables. La declaración se produjo al término de una serie de talleres organizados por Greenpeace a los que asistieron líderes comunitarios de Indonesia, China, India, Filipinas y Tailandia, en Cirebon, Java Occidental, para compartir sus experiencias y encontrar vínculos comunes.
«El carbón es una maldición común para las comunidades que viven a su sombra en toda Asia. En todos los países donde se extrae carbón y se usa para generar energía nos encontramos con comunidades que sufren los impactos de los daños ambientales y graves problemas de salud. La quema de carbón acelera el cambio climático y también afecta a comunidades como las de Asia, que son unas de las más vulnerables del mundo y una de las regiones menos preparadas para enfrentar el calentamiento global«, dijo la responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace del Sudeste de Asia, Amalie Obusan.
«La extracción y quema de carbón es peligrosa para las personas que viven en Asia, cerca de las minas o en las cercanías de plantas de energía, muchas de los cuales están situadas en las ciudades. Los habitantes locales son susceptibles a varias enfermedades, incluidas enfermedades respiratorias, cáncer, insuficiencia hepática y defectos de nacimiento. Quienes sufrirían el peor impacto serían los niños y las mujeres embarazadas. Claramente, es nuestra generación futura la que está en peligro «, dijo el Dr. Wenceslao Kiat, toxicólogo ambiental de Filipinas.

Los líderes comunitarios de toda Asia sacaron a la luz la sorprendente verdad acerca de la minería de carbón y las centrales eléctricas de la nación. Una investigación encargada por Greenpeace, reveló que el 90 por ciento de los niños menores de 5 años, que viven alrededor de la planta térmica de carbón en Cilacap, Java Central, desarrollaron problemas respiratorios.
Kahar Al Bahri, proveniente del este de Kalimantan, dijo «La minería del carbón va a destruir mi región si el gobierno no actúa de inmediato. Las concesiones para la minería de carbón en Kalimantan Oriental ya cubren 3,1 millones de hectáreas de la provincia, un área del tamaño de Suiza, con 1.226 permisos de minería ya emitidos. »
«En la India, el modelo masivo de desarrollo está basado en el carbón y su expansión sólo significaría un desastre para el país. La central eléctrica de carbón (4000MW) propuesta para el estado de Kerala no surge porque exista un déficit de energía en el estado sino porque se insiste en un modelo de desarrollo que es, a la vez, regresivo e injusto. Los gobiernos en todos estos países están siendo miopes sobre los impactos a largo plazo de un desarrollo tan sucio y siguen sin comprender que las necesidades energéticas del país en realidad pueden ser compensadas con la eficiencia energética y las opciones de energías renovables”, declaró Sudheerkumar, de Kerala en la India.
«En Tailandia, la industria del carbón tiene una fuerte oposición local. Por ejemplo, el gobierno, después de una década de  ignorancia, tuvo que pagar un costo enorme por el impacto ambiental y sanitario provocado por la planta de carbón Mae Moh en las comunidades locales. Algunos proyectos de centrales de carbón han sido dejado de lado, siendo entendido que constituían una violación de los derechos cívicos» dijo Sutti Atchasai , coordinador de la Red de Personas orientales de Tailandia.
Para evitar una severa destrucción del medio ambiente, de la salud e impactos en la subsistencia- así como el catastrófico cambio climático causado por la minería y la quema de carbón- los líderes de la comunidad y Fiyanto insistieron al gobierno que abandone el carbón y que cambie hacia las energías renovables.
«En este encuentro, esperamos ser capaces de enviar un fuerte mensaje a nuestros gobiernos y líderes de que la continua dependencia de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo nos empujan hacia la inestabilidad social y económica.» dijeron los líderes de la comunidad en una declaración conjunta (1)
Greenpeace cree firmemente que las energías descentralizadas y renovables, combinadas con la eficiencia energética, son las soluciones para terminar con la miseria que padecen las comunidades que sufren los efectos mortales del carbón y contituyen la vía para el acceso equitativo a la energía y para acabar con el cambio climático.
«Los gobiernos deben establecer de inmediato el camino para la adopción masiva de tecnologías de energías renovables. Al mismo tiempo, deben asegurar que se tomen medidas de eficiencia energética a gran escala en todos los sectores. Asia, y especialmente Indonesia, goza de una abundancia de energía limpia, renovable y el Gobierno debe aprovecharla ahora», concluyó Fiyanto.
(1) Declaración del Pueblo contra el carbón y en apoyo de la energía renovable y limpia, 05 de julio de 2010. La declaración está disponible en inglés en http://www.greenpeace.org/seasia/id/press/reports/declaration-against-coal.

En Argentina Greenpeace exige al Gobierno Nacional que abandone la construcción de la central térmica de Río Turbio y desarrolle la energía eólica. Completá el formulario y enviale tu reclamo. Hacé click aquí.




Please follow and like us:

One thought on “Las comunidades asiáticas dicen NO al carbón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *