Hoy es el Día Internacional del Voluntariado, por eso, y porque se cumplieron 8 años desde la creación de los Puntos Verdes, queremos homenajear a este grupo de personas que cada sábado sale a difundir las actividades de Greenpeace para que los vecinos de la ciudad conozcan mejor nuestras campañas y se involucren con nuestro trabajo. Compartimos algunos testimonios y recuerdos con ustedes:

Los Puntos Verdes de Greenpeace son un grupo de jóvenes que dedican una porción de su fin de semana para colaborar voluntariamente con la organización. En distintos parques de la ciudad informan a los vecinos sobre las campañas de la organización, reparten folletos y reúnen firmas para nuestras peticiones.

“Creo que el cambio comienza desde cada uno, por eso el contacto directo con las personas me parece esencial”, asegura Carla Barral, Coordinadora del Grupo desde 2012. Relata que acercarse a Greenpeace como voluntaria no fue sencillo, porque al comienzo sentía que no podía aportar demasiado teniendo horarios de oficina que cumplir. “Afortunadamente, cuando vino el (barco de Greenpeace) Arctic Sunrise, fui a dar una mano los dos fines de semana que el barco estuvo abierto para la gente y desde ese momento no me fui más”. Con poco o mucho tiempo, había tomado la decisión de no quedarse de brazos cruzados. “Hacer y activar siempre es mejor que la conformidad”, asegura . ¿Y qué encontró en el grupo de Puntos Verdes? No lo duda: la posibilidad concreta de hacer su aporte para denunciar los crímenes ambientales que se cometen. Fue el espacio para conocer gente que lucha por lo mismo.

Mauricio Nardes entró a los Puntos Verdes hace 4 años. Con ellos aprendió a trabajar en equipo, hizo amigos, festejó cada logro y halló un espacio de reflexión. Cree que el cambio comienza desde cada uno por eso el contacto directo con las personas le parece esencial. “Los Puntos Verdes para mí significan haber encontrado el lugar desde donde aportar mi granito de arena para que el planeta sienta que hay personas que lo cuidan”.

Por su parte, Marina Rocha, integrante de los Puntos Verdes desde 2011, cuenta que empezó » bastante tímida». «Eran mis primeros pasos en esto de llamarme ecologista, porque así me siento, aportando mi granito de arena». Eran pocos, recuerda, pero fieles. Allí conoció a Oscar Barrionuevo (coordinador de Puntos Verdes desde su formación hasta 2012). Lo describe como «Un ser humano ENORME que nos motivaba semana tras semana». Para Marina, ser parte de los Puntos Verdes es un orgullo. «Me llena el alma«, concluye, «porque siento cada campaña como una responsabilidad y un paso clave para salvar el planeta”.

Otra integrante de los Puntos Verdes, Paulina de Cesare, cuenta que se trata de mucho más que pertenecer a una organización y salir a juntar firmas por tus ideales. «Ser punto verde es encontrar el espacio donde evocar una filosofía. Es recibir de muchas otras personas la contención, el apoyo y la palmada en la espalda para no bajar los brazos cuando el camino se dificulta. Es sentirse responsable y orgulloso de una convicción inquebrantable. Ser punto verde es formar parte de una familia de la cual algunos integrantes migran y emigran, sí, pero que jamás se separará”.

En esta fecha tan importante queríamos felicitar a cada Punto Verde y agradecer también a Gonzalo Strano, Juan Pablo Figliano, Alejandra Fernández y Oscar Barrionuevo, quienes fueron coordinadores del grupo en distintos momentos desde su creación. ¡Felicitaciones y gracias a este equipo por su labor!

¿Te gustaría sumarte a los Puntos Verdes o ser voluntario de Greenpeace? Hacé click aquí.

 

Please follow and like us:

2 thoughts on “Los Puntos Verdes de Greenpeace cumplieron 8 años ¡Felicitaciones y gracias por su importante labor!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *