Recientemente se difundió una noticia que hablaba de un récord en el aumento de los hielos de la Antártida. Frente a este fenómeno, Ben Ayliffe, miembro de la Campaña del Ártico de Greenpeace Internacional escribió unas palabras que relacionan este hecho y la reducción de hielos árticos a una causa común: el cambio climático.

Hubo muchas repercusiones sobre el aumento en los hielos en el Polo Sur. Esto se debe a que los hielos que rodean a la Antártida alcanzaron una altura récord hacia finales del mes pasado, cubriendo unos 19.5 millones de kilómetros cuadrados, la mayor cantidad jamás registrada por satélite.
Pero los escépticos del cambio climático están usando este incremento para argumentar que el cambio climático no está sucediendo después de todo. Pero los científicos especializados en el clima declaran algo muy diferente.

 

Los cambios en los patrones del viento y el gigantesco agujero en la capa de ozono sobre la Antártida –ambos relacionados con la actividad humana– son los que probablemente están causando este aumento, ya que empujan el hielo hacia el norte, extendiendo su alcance. Los cambios en la fuerza y el movimiento de los vientos están empujando el hielo hacia el norte, extendiendo su alcance.

 

Según la NASA, el cambio climático ha creado básicamente un muro de viento que mantiene el clima frío en la Antártida. Pero la mayoría del agua dulce de la región se encuentra contenida por una masa de hielo que se extiende hasta el océano, llamada capa de hielo antártica.

 

Las mediciones satelitales demuestran que esta capa está menguando rápidamente. Los hielos marinos siempre se derriten cerca de un polo mientras aumentan en el otro. Pero la tendencia general este año indica que hay muchísimo menos hielo en el Ártico y sólo un poco más en la Antártida.

 

 

Desde 1960, el Ártico se ha calentado más que la mayoría de las regiones del planeta, y la Antártida es la que menos se ha calentado, según datos de la NASA. El rápido derretimiento de los hielos del Ártico deja más expuesto al mar negro, que refleja menos luz y absorbe más calor, generando aun más derretimiento. Esto es lo que los científicos denominan un circuito de retroalimentación positiva.Es uno de varios ejemplos de cómo el impacto del cambio climático puede generar un mayor cambio, acelerando el proceso hasta llegar a la instancia en la que no será suficiente minimizar nuestras emisiones para controlarlo».
Please follow and like us:

3 thoughts on “Más hielos en la Antártida: Un efecto insospechado del cambio climático”

  1. Disculpa que te moleste por aca, estoy a punto de hacer una donacion pero necesitaria saber como puedo hacer si en algun momento necesito darle de baja. TE agradeceria mucho tu respuesta, gracias

  2. Estimados, porque llaman escépticos a quienes ponen en duda el calentamiento global por causas antropogénicas? acaso ustedes son optimistas?. Está claro que no hay contundencia científica sobre el calentamiento global, y se esconde un negocio importante detrás de esta teoría. Ahora bien, esto no implica que el mundo no se esté destruyendo y contaminando. Son dos cosas diferentes. El mundo puede enfriarse o calentarse y a la vez contaminarse y perder recursos naturales. Creo que habría que disociar esta idea porque termina una mentira como el calentamiento global, perjudicando otras causas nobles que van detrás de dicha postura y nada tienen que ver.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *