El Director de la Campaña de Petróleo en el Ártico de Greenpeace, Ben Ayliffe, te cuenta por qué la aprobación del plan de contingencia de Shell en caso de derrames en el Polo Norte es un paso en una dirección completamente errada y cuál es la realidad que enfrenta esta delicada región del planeta:

El Ártico está bajo una presión inédita. El cambio climático aumenta la temperatura de la región más rápido que las de otras partes del planeta. El hielo marítimo está casi desapareciendo. La forma de vida de los pueblos originarios está seriamente amenazada y los hábitats naturales se están esfumando. Las compañías petroleras ven la abundancia polar mientras las flotas pesqueras navegan hacia las costas del Ártico.

Días atrás una corte de Alaska falló en contra del desafío lanzado por Greenpeace y otros grupos ambientales para que el gobierno de los Estados Unidos se pronuncie sobre el plan de respuesta en caso de derrames de petróleo presentado por Shell. Podés ver el plan de contingencia de Shell por completo en su página.

Creíamos que, alineadas con su responsabilidad legal para proteger el Ártico, las cortes de los Estados Unidos tendrían una visión crítica sobre una empresa cuyo plan de respuesta a derrames raya en lo cómico. Especialmente luego de una serie de percances en el Ártico -puntualmente durante el verano de 2012- que comenzaron a suceder con frecuencia.

Sin embargo, el tribunal decidió aprobar el plan. Estamos en desacuerdo, pero la decisión también plantea nos hace preguntarnos si la comunidad mundial puede responder adecuadamente a la crisis ártica. Pondré esto dentro en contexto:

Mientras Shell obtenía su carta blanca para la exploración industrial, el mundo científico emitía nuevas advertencias sobre el futuro del Ártico que no podían ser ignoradas.

En Nature, científicos especializados examinaron los impactos potencialmente catastróficos del derretimiento del hielo y reportaron una burbuja gigante de metano debajo de los hielos árticos de Siberia. Determinaron que podría tener «enormes implicaciones» para el clima global y costar miles de millones de dólares.

Un artículo de Science sugirió que la rápida pérdida de hielo está teniendo un notable efecto en el ecosistema del Ártico, «poniendo en peligro la cena del hemisferio norte», socavando las bases de la cadena alimentaria y, por lo tanto, impactando a los animales en todo nivel. Otro artículo, publicado en NatureClimateChange señalaba la forma en que el derretimiento de hielo aumenta el calentamiento de la atmósfera.

Los expertos del National Snow and Ice Data Centre revelaron que esperan que el nivel de hielo marítimo este verano esté entre los más 5 más bajos de la historia, aún cuando las condiciones en el polo norte no han sido las más propicias para el impresionante derretimiento de hielo que se observa. Otro científico agregó que la cantidad de hielo de este verano «se inscribe en la larga tendencia del significante derretimiento de hielo observado desde la década del 80 y los 90.» La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos encontró que la el Ártico está cambiando a un nivel inédito, calentándose «dos veces más que en latitudes más australes». En 2012, el deshielo de verano era 54% menor que en 1982, al tiempo que NOAA señaló «la drástica y persistente reducción de la presencia de hielo en las playas». La lista continúa.

Y las cosas no están fáciles para la vida salvaje del Ártico, tampoco. La desaparición del hielo está poniendo en riesgo a las crías de foca, y científicos de Noruega acaban de descubrir el cuerpo de un oso polar que, según se cree, murió debido al cambio climático.

Cómo responderemos a estas cada vez más elocuentes alarmas definirá el futuro del Ártico, la gente, las plantas y animales que allí viven.

La aprobación del plan de contingencia de Shell en caso de derrames a pesar de sus fallas es un paso en una dirección completamente errada. No sólo nos recuerda el escenario terrorífico, sino que también envía un mensaje a aquellos gobiernos para los que la protección significativa del Ártico no es una prioridad. Al mismo tiempo, la ciencia nos está avisando que esta región única exige una acción urgente para salvarla de nuestra adicción a los combustibles fósiles.

Esto tiene que cambiar.

Un primer paso sería mantener a Shell fuera del Ártico. La seguridad en la extracción de petróleo en el extremo norte es un oxímoron, pero incluso ahora, después de una temporada desastrosa de perforación en Alaska, la compañía ha llegado a un acuerdo con el gigante ruso Gazprom para abrir sus lejanas y heladas aguas.

En Greenpeace no vamos a parar hasta que Shell se vaya del Polo Norte y hasta que este lugar tan especial esté correctamente protegido.

Pero para eso, necesitamos tu ayuda.
Unite a nosotros y salvá el Ártico.

 

Please follow and like us:

13 thoughts on “Mientras Shell obtiene carta blanca para explorar el Ártico, la comunidad científica advierte sobre el futuro de la región”

  1. no por falta de voluntad es no ser participe de una donacion
    y cabe destacar que me encuentro como jubilada haciendose
    dificil poder ayudar. cordialmente
    maria elena
    22 agosto 2013

  2. Sin poder hacer una donacion por el momento, estoy totalmente de acuerdo en que shell o quienes esten destruyendo nuestro plneta, desaparescan de una vez por todas !!! Es muy triste lo que esta pasando pero desde mi provincia me sumo a movilizaciones o cualquier ayuda que necesiten, ojala se termine pronto esta lucha

  3. Apoyo toda acción que trate de hacer que nuestro hermoso planeta tenga una oportunidad de sobrevivir, desgraciadamente no estoy en posición de colaborar económicamente, pero si de acompañarlos en todo lo que humildemente pueda.
    Les envío un un afectuoso saludo, Jorge

  4. ES UN MOMENTO DIFICIL PARA PODER COLABORAR ECONOMOCAMENTE, PERO AL IGUAL QUE LOS COMENTARIOS ANTERIORES ESTOY DISPUESTA A ACOMPAÑARLOS EN ESTA LUCHA Y DECIRLES QUE LA UNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA! UN ABRAZO Y ADELANTE!

  5. COMO DEBO HACER PARA ASOCIAR A MI NIETA QUE TIENE 15 AÑOS Y DESEA PARTICIPAR ? TAMBIEN ME GUSTARIA SABER SI TIENEN ALGUN NUMERO DE CUENTA EN DONDE SE PUEDA COLABORAR EN LA MEDIDA QUE PODAMOS. MUCHAS GRACIAS!

    1. Estimada Luisa:
      Gracias por su interés en colaborar con Greenpeace. Para asociar a su nieta puede ingresar al siguiente cupón
      http://www.greenpeace.org.ar/mkt/diadelninio3/
      Para suscrbirla a nuestros envíos puede ingresar a este link:
      http://www.greenpeace.org.ar/cyberacciones/index.php?cyberaccion=2774
      Por el momento no tenemos un mecanismo para aceptar donaciones puntuales pero agradecemos su intención.
      Gracias por ser parte de Greenpeace,
      c.

  6. soy socio activo y pago mensualmente con orgullo, pero muchas veces piden pagos extra que no tengo problema en hacer si el monto es voluntario, ya que de lo contrario a más de uno se le complica, tenganlo en cuenta.
    gracias

  7. Desde hace unos pocos meses adherí con la cuota mínima como mi pequeña contribución a la enorme lucha de Greenpeace en el mundo. Ya he dejado aclarado mi situación de jubilado, por lo que no me resulta posible aumentar esa cuota, que con gran entusiasmo haría si se encontrase dentro de mis posibilidades. Se que no hay dinero que alcance para las extraordinarias campañas que Uds. efectúan. Lamentablemente mi condición no me permite hacer mayores aportes, por lo que les pido sepan disculparme.

  8. Mucho quisiera ayudarlos, pero ante mi condici’on de jubilada, me resulta dif’icil. Sin embargo, les estoy dando todo el apoyo moral que se merecen y ojal’a podamos salvar el Artico.

  9. Apoyo fervientemente vuestro trabajo, soy pensionada y por el momento no me es posible realizar donación, ojalá se acaben estas barbaridades que están destruyendo nuestro planeta, que además, es el único que tenemos. Saludos cordiales
    Ofelia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *