Netflix te acompaña, te divierte, te hace reir y llorar. Pero esconde un secreto: para poder brindar las miles de horas de transmisión de series y películas, esta red de televisión online, utiliza servidores que se alimentan de carbón. Si, de carbón.
En el video que te dejamos acá abajo podés ver cómo reaccionan algunos de los personajes de tus series favoritas cuando se enteran de la noticia:

Y no es para menos: qué triste es saber que una de nuestras plataformas preferidas se alimenta del carbón para sus transmisiones. Para que vos y yo podamos mirar una serie, un documental o una película, Netflix utiliza una infraestructura que funciona con una enorme cantidad de energía cuya fuente principal es el carbón. Este combustible fósil libera mucho dióxido de carbono, un gas que contribuye al cambio climático y que afecta a todo el mundo.
A todos nos gusta ver Netflix, pero nos va a gustar mucho más aún si es amigable con el planeta. Por eso, entre todos, tenemos que pedirle a esta red de televisión online que se comprometa con las energías renovables. El cambio es posible. Ya logramos que Facebook, Google y Apple utilicen 100% de energías limpias. Juntos podemos hacer que Netflix  haga su parte para cuidar el planeta.
Siempre le pedimos a Netflix que agregue capítulos de alguna serie o que actualice las películas. Ahora pidámosle que utilice solo energías renovables para brindar sus servicios. Sin dudas el próximo estreno de Netflix tienen que ser las energías limpias. Hacé click acá y reclamá.
 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *