sanv
Es la hora de compartir el amor, es San Valentín, el Día de los Enamorados…pero con hay algo un poco diferente. Las rosas rojas y los chocolates ya son un cliché  ¿por qué no acudir, en su lugar, al gran océano azul en busca de inspiración? Enamorá a tu pareja en esta fecha declarando que sos una persona que ama los océanos, mostrarles que sos capaz de interesarte hacer acciones positivas por causas importantes y, si  alguien busca signos de que estás listo/a para el compromiso… Bueno, ¡que más es más compromiso que salvar una especie de la extinción!
La vaquita -una especie de pequeña marsopa que vive en el Golfo de California, en México- no tiene mucho que celebrar en este San Valentín. Quedan sólo 97 vaquitas en el mundo así que imaginate lo difícil que puede ser para ellas encontrar a un compañero o compañera, ¡y mucho menos uno que realmente les guste!
Como si eso no fuera suficiente a la presión que tienen, la pesca ilegal con redes las están amenazando día a día. Esto significa que, si no se toman medidas de manera urgente, la vaquita podrían extinguirse en el  2018. (esto es vergonzoso para nuestra especie, no sería la primera vez que nuestra generación es testigo de que somos capaces de llevar a una especie de cetáceos a la extinción: ¿Realmente no aprendimos nada con la extinción del delfín de baiji?)
No es ningún secreto que nos estamos acercando a un punto de inflexión con muchos ecosistemas oceánicos: momentos en los que tenemos una última oportunidad de protegerlos antes de que cambien de manera irreversible y para siempre, con graves consecuencias para las muchas especies marinas y las personas que dependen de estos ecosistemas para satisfacer su comida, para su  vida y su trabajo.
Pero no todo es pesimismo. Existe una comunidad global de defensores de los océanos que está creciendo. Personas como vos, nosotros, listos para tomar medidas por los océanos y la increíble vida que albergan, entre ellos los las últimas 97 vaquitas marinas.
La mejor noticia es que los gobiernos están comenzando a prestar atención a nuestros pedidos para que actúen a favor del medio ambiente. En enero de este año, miles de defensores de los océanos de todo el mundo aseguraron un gran avance en las Naciones Unidas, logrando un compromiso por parte de los gobiernos para que trabajen juntos hacia la protección de la vida marina en todas las aguas internacionales.
Este el momento de focalizarnos en salvar a la vaquita marina.
En sólo dos semanas se espera que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, firme una serie de medidas que prohibirían (en principio por dos años) todos los tipos de pesca que ponen en riesgo a la vaquita. Por supuesto, el desafío es garantizar el seguimiento y la aplicación efectiva de estas medidas, y luego monitorear que se cumplan. Pero vos tenes que estar de acuerdo, sería el gran comienzo de una historia que se podrá contar en los próximos años.
Este Día de San Valentín podemos comenzar una historia hermosa: vos y yo, juntos, podemos salvar a la vaquita. ¿Qué te parece? Hacé click aquí

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *