La imagen de Shell está de nuevo en problemas luego de que uno de sus subcontratistas, la empresa Noble Drilling que realizó perforaciones en el Ártico, fuera declarado culpable de ocho cargos por delitos graves vinculados a violaciones ambientales y de seguridad a bordo de los buques Noble Discoverer y Kulluk. A continuación, Ben Ayliffe, Coordinador de la campaña para salvar el Ártico, comparte sus sensaciones ante este nuevo traspié del gigante petrolero:



No se puede confiar en Shell y sus aliados a la hora de realizar perforaciones en el Ártico. La reputación de la petrolera acaba de sufrir otro golpe: Noble Drilling, un subcontratista de Shell, fue declarado culpable de ocho cargos por delitos graves vinculados a violaciones ambientales y de seguridad a bordo de los buques Noble Discoverer y Kulluk (que operaba en nombre de Shell), que ocurrieron en la zona ártica de Alaska en 2012. Noble deberá pagar una multa de 12 millones 200 mil dólares, contará con libertad condicional por cuatro años y deberá actualizar todos sus planes para cumplir con los requisitos de seguridad y protección del medio ambiente.


Estas son malas noticias para Shell, que está planeando realizar nuevas perforaciones en el Ártico el próximo verano. Todo lo que podía salir mal en 2012, salió mal. Esta es una evidencia más de que Shell no está a la altura de operar en el las extremas condiciones climáticas de la región ártica.


La corte de Alaska habló de “ofensas serias” y enumeró una gran cantidad de riesgos, engaños y problemas de funcionamiento, desde que el Noble Discoverer partió desde Nueva Zelanda hasta que terminó la temporada de perforaciones. Hubo fallas en motores y equipos, y condiciones de trabajo inseguras. Muchos de estos incidentes no fueron reportados a la guardia costera de Estados Unidos. Además Noble tomó medidas para ocultar el uso de sistemas ilegales y entradas falsas, para evitar inconvenientes con las autoridades.


La corporación Noble admitió también haber realizado descargas de agua de sentina del Noble Discoverer de manera negligente. El agua contaminada y residual se acumuló en la sala de maquinas y fue arrojada por la borda usando un sistema de depósito y una bomba improvisada. La empresa no pudo procesar el agua de sentina con el equipo de prevención de contaminación requerido. Esto causó un brillo de grasa en la bahía de Broad, Unalaska, en julio de 2012.


El hecho de que Noble haya aceptado una condena tan dura en lugar de ir a los tribunales indica la gravedad de los delitos que cometió. A modo de comparación, BP sólo enfrenta cargos de delitos menores por los grandes derrames ocurridos en la ladera norte de Alaska. La compañía, y en consecuencia su socio Shell, sólo quiere que esta historia termine lo antes posible, antes de que comience a perforar en el Mar de Chukchi el año próximo.


La desfachatez de los miembros de la compañía es realmente notable. El equipo de prensa de Noble Drilling habla de “una temporada exitosa de extracción en Alaska en 2012”. Si una temporada exitosa de perforación termina con ocho cargos por delitos graves al medio ambiente, Dios sabe cómo sería una temporada de fracaso.


En Greenpeace estamos trabajando para asegurarnos de que todos conozcan esta noticia. Compartila ahora en tu cuenta de Twitter y ayudanos a lograr que Shell deje de perforar el Ártico en busca de petróleo para siempre:

URGENTE: La empresa perforadora de Shell en el Ártico se declaró culpable de serios crímenes. #SalvaElArtico


Participá ahora y ayudanos a defender el Ártico. Entrá en salvaelartico.org

Please follow and like us:

One thought on “Otro duro golpe para Shell: Declaran culpable a su equipo de perforación del Ártico”

  1. Cada uno y cada cual hace lo q quiere con nuestro bendito sosten q es nuestro planeta.Concienticemos,eduquemos a la gente para q en ellos exista un espiritu de conservacion y no de destruccion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *