Por cuatro semanas Jens, Johno, Miriam, Alyah, Andreas y Zoe viajaron en el océano Pacífico a bordo del barco de Greenpeace, Esperanza, siguiendo de cerca a una plataforma de Shell que se dirige al Ártico para perforarlo. Hoy, lograron escalarla para exponer este peligroso plan y defender a la región de un posible derrame de consecuencias irreparables. Podés seguir todas las novedades en vivo haciendo click aquí . Compartimos a continuación la decimoquinta entrega de sus diarios de viaje, donde nos cuentan sus experiencias y sensaciones en primera persona:
Por Aliyah Field, a bordo de la plataforma de Shell «Polar Pioneer»
6 de abril: En el momento en que leas esto, voy a estar en algún lugar en el medio del Océano Pacífico, literalmente más cerca de los satélites que de la tierra. Y si decidís unirte a nosotros, las semanas que pasaron y las que están por venir habrán valido la pena.
Si elegís acompañarnos, todas las preocupaciones que están dando vueltas en mi mente no tendrán importancia. Puedo haber escalado una plataforma petrolera en su camino hacia el Ártico, o puedo haberme topado con obstáculos que parecían insuperables en el proceso. Pero más allá de eso, junto a mis compañeros habremos derramado hasta la última gota de perseverancia y determinación en el intento.
Me gustaría pensar que voy a estar a unos 40 metros de altura, en el vientre de la bestia, para encender una luz de alarma que alerte sobre los ridículos planes de Shell. La petrolera está decidida a perforar en el Ártico, incluso con el conocimiento de que es un campo de batalla crucial para la preservación de la vida en el planeta. Y aún con la evidencia de que no está debidamente preparada para ejecutar operaciones seguras en ese ambiente extremo.

Queda poco tiempo. Tenemos que estar bien fuertes para detenerlos. Ya arruinaron demasiadas vidas con su insaciable codicia. Todavía quiero poder salir una mañana fresca y tomar una profunda bocanada de aire puro. Una respiración de esas en las que podés sentir como el aire viaja por todo tu cuerpo hasta llegar a los pulmones. Quiero vivir en un planeta en el que los patrones climáticos sean lo suficientemente estables como para poder cultivar todo tipo de comida. Quiero que las playas de mi niñez tengan la misma cantidad de agua que hace 50 años para poder sentir la misma arena bajo mis pies. Y, más allá de todo esto, quiero poder traer nueva vida a este mundo sin el temor a que en el futuro sea inhabitable. Es por eso que, mientras leés este post, dejé a un lado mi miedo a las alturas (sí, le temo a las alturas) y toda comodidad, como darme duchas placenteras, disfrutar comidas calientes o incluso una superficie cómoda para dormir. Ignoré una gran cantidad de dolores y pospuse la comunicación con la gente que amo. Hice todo lo que está a mi alcance para demostrarle a una de las compañías petroleras más grandes del mundo que no puede comprar un pase libre para destruir todo lo que crea conveniente, sólo para alcanzar sus objetivos monetarios.
Si me apoyan, también estarán apoyando a mis cinco compañeros y a los más de 6 millones de personas alrededor del mundo que creen que debemos proteger el Ártico. Súmense a esta lucha, de la forma en la que puedan hacerlo. No me importa subirme a un barco en alta mar, ni enfrentar mi miedo a las alturas, porque estoy segura de que todos juntos vamos a lograrlo. De esta manera, habremos ganado una importante batalla.
Seguí todas las novedades en vivo haciendo click aquí

Please follow and like us:

3 thoughts on “Una Esperanza para el Ártico – Diario de Viaje: "Cuando leas esto, voy a estar a 40 metros de altura"”

  1. MIs queridos amigos,
    Se que han dejado seres queridos, una vida tranquila y apacible, postergado su desarrollo profesional o personal por SALVAR NUESTRO PLANETA.
    Les estamos muy agradecidos ya que nosotros no tenemos quien defienda nuestro habitat, solo ustedes pueden hacerlo.
    Nuestros corazones estaran a su lado durante esta travesia y mas alla.
    Que Dios los proteja.
    Un abrazo
    Vida larga y prospera
    Jose

  2. MI IDIOMA ES EL CASTELLANO, ESPERO PUEDAN ENTENDERLO, SIGAN Y SIGAN A PESAR DE TODOS LOS PROBLEMAS, DEFIENDAN NUESTRO PLANETA, COMO SEA, TODO POR DINERO NO PUEDE SER QUE SE DESTRUYA TODO A SU PASO, COMO QUIERE ESTA EMPRESA SHELL., LES MANDO UN GRAN ABRAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *