Al noroeste de Turquía, habitantes de la villa de Yirka y activistas de Greenpeace fueron arrestados cuando se oponían pacíficamente a la construcción de una planta de carbón que ponía en peligro las plantaciones de olivos que son su medio de vida y su tradición:



«Yo cosecho aceitunas» dice el hashtag de la campaña que muestra a un pequeño junto a sus cajones de olivas


En la villa de Yirka, al noroeste de Turquía, el grupo Kolin, dedicado principalmente a la construcción, está intentando arrasar con kilómetros de plantaciones de olivos para instalar una planta de carbón. Funcionarios de esta compañía ingresaron junto a cien guardias de seguridad al área de los olivares para cortar los árboles en forma ilegal, a pesar de que hay una causa judicial en curso, a la par que agredieron y detuvieron a habitantes de la zona y a activistas de Greenpeace.

Estos árboles son el sustento de la población, que los utiliza para comercializar sus frutos, las aceitunas, así como el aceite que se obtiene de ellas. Desde que empezó el conflicto, Greenpeace Mediterráneo se unió a los manifestantes y presentó una demanda en su nombre. La organización sostiene que el Grupo Kolin debe esperar a que la Justicia regule la situación antes de continuar. Pero cientos de olivos ya fueron deforestados. Y ahora, cuando los habitantes del lugar y nuestros activistas trataron de intervenir pacíficamente, utilizaron la violencia contra ellos.

Nuestro abogado , Deniz Bayram, declaró que el objetivo de Kolin es «cortar todos los árboles de la zona esquivando todo proceso judicial. Antes que obtener permisos prefieren pagar multas y seguir adelante con su actividad ilegal», aseguró.

La Kolin Company incursionó en el área de olivares por primera vez el 17 de septiembre, para el proyecto de una central térmica; entonces cortaron 13 árboles. Después de ese día, los aldeanos comenzaron una guardia nocturna con el fin de proteger sus campos de olivos, pero la compañía ya logró talar más de 900 árboles.

El mes pasado nuestro barco Rainbow Warrior visitó Turquía para protestar contra la expansión de la industria del carbón. La tripulación del barco y miles de personas en todo el mundo estamos de pie con la gente del pueblo de Yırca para proteger de la construcción de una nueva central de carbón.

¡Es urgente! Acompañá el reclamo el reclamo de los pobladores de Yirca en Twitter con los hashtag #ZeytinimiKesme y #ProtectOliveTrees.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *