En agosto, les contamos que activistas de Greenpeace navegaron hacia Suecia para colocar 180 enormes bloques de granito en el mar. Era un espectáculo extraño, sin duda, pero la acción protegió un área ambientalmente rica llamada Kattegat de la pesca de arrastre, un método de pesca en el que las redes se arrastran por el suelo del océano, capturando todo lo que encuentran a su paso.

Curiosamente, a pesar del hecho de que un estudio reciente demostró que la acción con los bloques de granito en Alemania fue eficaz, la indignación fue enorme. La zona, que debía ser protegida por el gobierno sueco en virtud de la legislación de la Unión Europea, estaba siendo arrasada en su mayoría por los pescadores daneses, que se volvieron locos y lograron que su gobierno presione a los suecos para que adopten medidas en contra nuestra. La Agencia de Protección Ambiental de Suecia hizo exactamente eso, realizó un reclamo al Tribunal de Justicia Ambiental del país, afirmando que la acción perturbaría el medio ambiente marino local y que necesitábamos una licencia para la ubicación de los bloques.

Después de más de un mes de espera, finalmente tenemos nuestro veredicto. El Tribunal de Justicia Ambiental de Suecia desestimó el recurso de casación y confirmó que nuestra acción no daña el medio ambiente. La vida marina de Kattegat está a salvo de irresponsables y prácticas de pesca insostenibles, pero necesitamos ayuda para garantizar que más zonas tengan garantizada esta protección. Estamos pidiendo una red mundial de reservas marinas para proteger los océanos del mundo, firma ahora la petición (disponible en inglés) para sumarte a nuestro reclamo, hacé click aquí.

Please follow and like us:

2 thoughts on “Victoria para los océanos en Suecia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *